Home » 100 mejores libros no-Ficción, Biología, Ciencia, Culturales, España, Europeana, Literatura, Portada » 100 mejores libros no-Ficción, 17, ‘Libro del Orden de Caballería’, Ramón Llull

100 mejores libros no-Ficción, 17, ‘Libro del Orden de Caballería’, Ramón Llull

.

Obra famosa de Ramón Llul el mejor escritor en Catalán

Ramón Llull (1232-1315) fue un escritor en catalán de Mallorca (Islas Baleares), filósofo y eventualmente fraile franciscano.

Un problema para hacerse idea cabal de su agitada vida y enorme obra, es que está obscurecida por polémicas interesadas y patrañas.
Por supuesto que aunque nació en Mallorca era catalán, había sido conquistada la isla hacía poco por el Rey Jaime I de Aragón, “Jaime El Conquistador” y poblada por invasores catalanes cristianos que desplazaron por fuerza de las armas a sus anteriores dueños musulmanes.
Esta conquista, aunque cruenta, no fue tan cruel como la que el hijo Jaime II hizo con la otra isla, Menorca, mucho más pobre isla y peor tierra.

(esta especie de polémica que si catalán que si mallorquín es porque le quieren quitar a Cataluña el honor de haber tenido a este gran hombre)

La otra polémica está dada por la patraña de los curas, de que al final de su vida viajó a Túnez, a predicar entre los musulmanes, y que lo mataron a pedradas. Esta patraña se lee en muchas partes, incluyendo la Wikipedia.

OBRA.
Por su sapiencia y agradables artes, y su origen de familia próspera, fue tutor del Rey Jaime II y llegó a Senescal del Rey, o sea Jefe de la Administración.
Era casado con Blanca Picany, mujer de la nobleza, tuvo un hijo y una hija, pero llevaba una vida licenciosa, propia de un Trovador real.

Tuvo una crisis de conciencia, o una crisis mental si Uds gustan, pues se le apareció Jesucristo nada menos cuando estaba componiendo una carta y canción a una amante, y tuvo otras visiones que lo llevaron a abandonar la vida seglar, repartir sus bienes a su familia, y hacerse franciscano.

Concibió tres tareas para su vida: morir predicando a infieles en el servicio de la religión, fundar instituciones de aprendizaje de lenguas, y escribir un libro para convencer infieles.

En realidad fracasó en las tres, pero planteándose tan altos designios tuvo altos logros.

Mallorca era por su mezcla de razas y culturas e idiomas (cristianos aragoneses y catalanes y castellanos, musulmanes mallorquines y de otras partes de la Península, judíos cultos también, italianos, y otras gentes del Mediterráneo) un verdadero crisol cultural, y Llull que conocía todos esos idiomas los aprovechó para enterarse y utilizar la sabiduría de árabes y de hebreos en su obra.

Llull enseñó en París, donde se nutrió del pensamiento lógico de la Universidad y regresó a Mallorca tras muchos viajes, acá un mapa.
Como ven en la Edad Media que la presentan como una época de gran aislamiento, un intelectual o fraile se movía de acá para allá con tanta facilidad como un universitario hoy viajando entre altos centros de conocimiento.

La mitad de España aún era musulmana, y árabes y turcos enseñoreaban por el Mediterráneo al Este, y el Norte de África.

viatges-de-ramon-llull-per-europa_r

Viajes de Ramón Llul por España, Europa y el Mediterráneo

La isla de Mallorca (Palma la capital) tenía acceso a otras islas del Mediterráneo

Llull estuvo en el tribunal que destruyó la Orden de los Caballeros Templarios, por orden del Papa y del Rey de Francia, ataque relámpago en 1307. Sus apologistas quieren decir, sin pruebas, que votaría en contra, ya que lo pusieron por ser franciscano, ponían en el tribunal cada dos dominicanos feroces y quemadores de gente por sistema (los domini canes, o sea, los perros de dios) a un franciscano más dado a la piedad.
Los templarios habían sido una fuerza poderosa en Aragón y al principio el Rey Jaime II no aceptó la orden del Papa, pero finalmente la acató y tomó sus posesiones, por la guerra a veces.

[► El Temple, en Aragón    ]

Su Ars Magna que escribió es un intento fantástico (y erróneo), de combinar todas las proposiciones lógicas y encontrar así la verdad, usando un sistema de círculos concentrícos de papel, que había copiado de los astrólogos árabes que lo llamaban ► zairja. [► Za’irajah ]

.

Llull escribió más de 250 obras, en un tiempo anterior a la invención de la imprenta, y que tuvieron manuscritas mucha difusión y se imprimieron más tarde, era un autor e intelectual de éxito, por ejemplo digamos en tiempo de Cervantes, más de tres siglos más tarde, ampliamente conocido.

Tocó casi todos los temas de su tiempo, y su novela ► El Blanquerna, fue probablemente la primera novela escrita en Europa, primacía que los españoles quieren dar al Quijote.
Blanquerna es un joven con mucho parecido con el joven Llull, algo pecador e insufriblemente religioso, se hace eremita para fastidiar a su novia a la que mete en un convento, pero la novela medieval ésta es bastante realista y el elemento fantástico de otras europeas acá se da menos.
En la novela este trasunto de Llull acaba de Papa, este Llull como tantos catalanes siempre con ambiciones de grandezas y disparates. Es por supuesto una novela infinitamente inferior al Quijote y al Lazarillo de Tormes.

Se le quiere hacer a Llull precursor de la computación, y del cálculo binario, esto es una franca exageración y de ninguna manera inventó el Cálculo Binario, aunque hizo avances en la clasificación y su sistema de ruedas concéntricas estimuló la imaginación europea de aquella Baja Edad Media.
.
No hizo nada de notable en Alquimia (como algunos quieren de pura fantasía) pero hay que notar que Llull se dio cuenta que las proposiciones alquímicas de transformar metales como el plomo, en oro o plata, y de la Piedra Filosofal y el Elixir de la Vida, eran disparates que no llevaban a nada, y la abandonó.

De todas formas, reconozcamos que era hombre de una actividad intelectual incansable, no siempre bien centrada, era un hombre del Medioevo.
.
Tampoco hizo nada por recuperar el conocimiento de las perdidas culturas Griega y Romana, hoy lo tendríamos por instalador del Renacimiento en Europa, honor que corresponde a Italia, y tampoco creó una escuela mallorquina que tradujera sistemáticamente de los árabes los libros de los antiguos, honor que correspondió a Toledo y a Castilla.
.
De sus muchos libros destaco y selecciono  el Libro del Orden de Caballería (lo escribió entre 1279 y 1283) que influenció a Cervantes que escribe Don Quijote en 1605.
Aunque los eruditos buscan para el Qujote paralelos e inspiración en otras obras -como el Tirant lo Blanch, novela también en catalán pero valenciana, con el que El Quijote que no tiene ningún parecido- si leen Uds este libro de la Caballería de Llull, o simplemente leen los fragmentos que pongo acá, especialmente los que describe el simbolismo de las armas del caballero, notarán con asombro que Don Quijote parece una sátira de lo que escribe Llull, observación mia que a lo mejor han hecho otros que yo no conozco.

.

 Libro del Orden de Caballería
.

[ Llull define inmediatamente al caballero como un paladín dedicado a defender y extender la fe católica con las armas. ]

2. Es oficio del caballero mantener y defender la santa Fe católica, por la cual Dios padre envió a su Hijo a tomar carne en la Virgen gloriosa nuestra Dama Santa María; y para honrar a la Fe y multiplicarla, sufrió en este mundo muchos trabajos, muchas injurias y una muerte dolorosa.
… caballeros que, por fuerza de armas, venzan y se apoderen de los infieles que cada día se afanan en destruir la Santa Iglesia.
.
[Llull los quiere terratenientes y les quiere reservar los altos oficios en exclusiva ]
6. El oficio de caballero es tan noble cosa que cada uno de los caballeros debiera ser señor y regidor de tierra
7… el Rey o el Príncipe que hace procuradores,  vegueres, bailes, a hombres que no son caballeros, obra contra el oficio de caballería; siendo cosa conveniente, por la dignidad del oficio, sea señor un caballero y no otro hombre;
.
10. Es oficio de caballero, cabalgar y moderarse; correr lanzas; concurrir con armas a torneos y justas; hacer tablas redondas; esgrimir; cazar ciervos, osos, leones. Estas y otras cosas semejantes son del oficio de caballero; porque por estas cosas los caballeros se acostumbran a los hechos de armas y a mantener el orden de caballería.
.
11. Todas las cosas que hemos referido pertenecen al oficio de caballero en cuanto al cuerpo. Del mismo modo pertenecen al oficio de caballero, en cuanto al alma, justicia, sabiduría, caridad, lealtad, verdad, humildad, fortaleza, esperanza,  experiencia, y otras virtudes semejantes a éstas.
.
[ La sociedad militar de la España Medieval y del Renacimiento y el Siglo de Oro tenía en los caballeros y fijosdalgos a paladines muy parecidos a los samurais de Japón. ]

.
12. Es oficio de caballero mantener la tierra; porque por el miedo que causan los caballeros, los malos no se atreven a destruir las tierras; y también los reyes y los príncipes, por temor de los caballeros, no se combaten los unos a los otros.
El malvado caballero que no ayuda a su señor terrenal y natural contra otro príncipe, es caballero sin oficio; de la manera que fe sin obras es así como incredulidad, que es contra la Fe. Y si un tal caballero siguiere en el orden de caballería, ésta y aquello constituirían una injuria para con el caballero que combate hasta la muerte por la justicia, o manteniendo y defendiendo a su señor.
.
¤ Acá tenemos una indirecta reflexión sobre la destrucción de la Orden del Temple, por el Rey de Francia y el Papa, en eso tuvo Ramón Llull intervención en aquel tribunal que la destruyó.
14. El Rey o el Príncipe que destruyen en sí mismos el orden de caballería, no solamente destruyen al caballero que está en ellos, sino aun a los caballeros que le están sometidos; los cuales, por el mal ejemplo de su señor y con el fin de adularle, siguen sus malvadas enseñanzas, haciendo lo que es contrario a la caballería y al orden de caballero
Por lo mismo, los príncipes malvados, no sólo son contrarios personalmente al orden de caballería, sino que aun deshacen el sentido caballeresco en sus sometidos.
Por lo cual, si expulsar a un caballero del orden de caballería constituye una gran protervidad y gran vileza de ánimo, ¡con cuanta más razón la comete quien eche a muchos caballeros del orden de caballería!
.
19. Es oficio de caballero mantener viudas, huérfanos y pobres; porque es razón y costumbre que los mayores ayuden y defiendan a los menores, y los menores hayan refugio en los mayores; y es ésta la costumbre en el orden de caballería, por la cual es tan grande, honrada y poderosa en dar socorro y ayuda a los que le están debajo en honramiento como en fuerza.
Por lo cual, forzar viudas, que han menester ayuda; desheredar huérfanos, que tienen necesidad de tutela; y robar y destruir a hombres mezquinos y pobres, a los que debe socorrer, equivale  a concordar la maldad, el engaño, la crueldad y la culpa con la nobleza y el honor propios del orden de caballería. Si de aquella suerte obra un caballero, es que su orden es contrario a los principios del orden de caballería.
.
22. Es oficio de caballero tener castillo y caballo para guardar caminos y defender a los labradores. Es oficio de caballero tener villas y ciudades, con el fin de regir a las gentes, y congregar y ajustar en un lugar a los herreros, carpinteros, zapateros, tejedores, mercaderes y otros oficios que pertenecen al ordenamiento de este mundo, y que son necesarios para conservar el cuerpo y atender a sus necesidades.
.
23. Así como el hacha ha sido hecha para cortar los árboles, así el caballero tiene el oficio de destruir a los malvados; y por lo mismo los caballeros deben perseguir a los traidores, ladrones y salteadores.
Si, al contrario, el caballero es ladrón, salteador y traidor; y los salteadores, ladrones y traidores deben ser perseguidos y muertos por los caballeros; si el caballero traidor o ladrón quiere usar de su oficio, debe matarse a sí mismo
.
[ Llull siempre trata de argumentar con silogismos en lo que se enreda mucho, una verdadera obsesión y manía en él, y construyó una especie de máquina para solucionar problemas de silogismos y razonamientos, muy gran disparate fue en opinión incluso de sus contemporáneos. ]

.
32. Tener presto el arnés y bien cuidado el caballo, es propio del oficio de caballería; y si jugarse el arnés o el caballo se halla en orden de caballería el oficio de caballero sería y no sería; y ser y no ser son cosas contrarias; y por esto perder el arnés no es propio del orden de caballero; ni se da caballería sin armas ni caballo, pues por todo esto el que pertenece al orden es llamado caballero.
.
33. Si concordasen justicia y lujuria, caballería, que concuerda con justicia, concordaría con lujuria; y castidad, que es lo contrario de lujuria, sería contra el honor de caballería. Y si así fuere, sería verdad que los caballeros mantienen su orden para mantener lujuria. Y si justicia y lujuria son contrarios, y caballería es orden de mantener justicia, caballero lujurioso y caballería son contrarios; y siéndolo, el vicio que más debiera abominarse ha ser el de la lujuria.
Si el vicio de la lujuria fuese castigado como conviene, de ningún  orden serían echados tantos hombres, como pudieran serlo del orden de caballería.
.
[ Ah, o sea que los jóvenes caballeros eran lujuriosos, normal, y se refocilaban con damas, toma ya, cura patético.
.
Llull dice que los caballeros de su tiempo ya no son como los de antes ]

.

34. Si justicia y humildad fuesen contrarios, caballería, que concuerda con la justicia, sería contra la humildad, y concordaría con el orgullo. Y si el caballero orgulloso mantiene el orden de caballería, fue muy otra aquella caballería que comenzando por la justicia mantenía y defendía a los humildes contra los orgullosos, y por tanto injustos.
Si la verdad es ésta, los caballeros de nuestro tiempo no son como los caballeros de entonces. Si los caballeros de ahora, que tienen la regla y el oficio de caballero, usasen de una y de otro, como los primeros caballeros, no habría la maldad que vemos en estos caballeros de hoy tan orgullosos e injuriosos.
Si el orgullo y la injuria lo fuesen todo, ¿qué son la humildad y la justicia? ¿Dónde están? ¿Quién tiene el oficio de mantenerlas?
.
35 … Y yo pregunto: si los caballeros de hoy, usando del oficio propio de la caballería son injuriosos, guerreros, amadores del mal y de las penalidades ajenas, ¿qué fueron los caballeros de antes, que armonizaban la justicia con la paz, y pacificaban a los hombres por medio de la justicia y de las armas? Porque como entonces, hoy debe ser oficio de caballero pacificar a los hombres; y si los caballeros de hoy son guerreros e injuriosos, no siguen en realidad el orden de caballería, ni tienen oficio de caballero. Y en tal caso, ¿dónde está caballería? ¿Cuántos y cuáles son los que permanecen en su orden?

.
[ Esta parte tercera la reconocerán los lectores de El Quijote, cuando Don Alfonso Quijano que aún no es caballero desea ser armado por el dueño del castillo de su delirio, en realidad vulgar amo de una pobre fonda ]

Tercera parte

En que se especifica el examen que conviene sufra el escudero que quiere ser armado caballero
.
1. Conviene que el examinador que haya de examinar al escudero sea caballero amante del orden de caballería; porque no faltan caballeros que prefieren crear gran número de caballeros a que sean realmente buenos caballeros.
.
2. Antes que nada precisa preguntar al escudero si ama y teme a Dios; porque sin amar y temer a Dios ningún hombre es digno de ingresar en el orden de caballería; y el temor de esa indignidad   hace sospechar de antemano que ha de cometer injurias contra el alto honor de caballería si es armado caballero.
.
3. El caballero sin caballo no conviene con el orden de caballería; así tampoco escudero sin nobleza de ánimo conviene al orden de caballería; porque la nobleza del ánimo y del valor, es el principio del orden de caballería
.
5. Conviene que el nuevo caballero tenga una edad conveniente
.
[ Y debe ser el candidato de linaje antiguo ]
8. Pariaje y caballería convienen y concuerdan. Porque pariaje es antigüedad de linaje, en honor antiguo; y caballería es orden y regla que comenzó con ese tiempo antiguo y perdura hasta hoy. Por esto mismo, si armas caballero a quien no es de pariaje, eres al mismo tiempo enemigo de pariaje y de caballería, haciéndolos contrarios y por lo mismo al que haces caballero será contra el honor del pariaje y de la caballería. Y si el tal es hecho caballero ¿qué es? ¿En qué viene a parar caballería?
.
11. En el examen del escudero que pida entrar en orden de caballería, conviene se le pregunte sobre su doctrina y sus costumbres; porque si malvadas doctrinas y costumbres protervas son rechazadas por el orden de caballería, y por ellas los caballeros malvados, ¡cuán mayor inconveniente  sería armar caballero al escudero malvado, y que entre en el orden de donde después habrá de ser echado por hechos deshonrosos y costumbres desagradables!
.
16. Caballería no puede ser mantenida sin los arneses propios del caballero, ni sin los hechos honrados y los gastos que convienen al oficio de caballería.
Por esto mismo, un escudero sin armas, o que  no tenga riqueza suficiente para mantener caballería, no debe ser armado caballero; porque por falta de riqueza, los arneses son inconvenientes, y por falta de armas y de pecunia el caballero se hace malvado, tornándose salteador, ladrón, traidor, embustero, falso y tiene los demás vicios que son contrarios al orden de caballero.

.

Cuarta parte

Donde se enseña la manera por la cual el escudero debe recibir el orden de caballería
.
1. Antes de entrar en el orden de caballería debe el escudero confesarse de los pecados cometidos contra los mandamientos de Dios, al cual quiere servir en el orden de caballería; y cuando se halle sin pecado, debe recibir el precioso Cuerpo de Jesucristo, como es conveniente.
2. Conviene armar caballero en una de las fiestas más honradas del año; puesto que por el honor de la fiesta se junten aquel día muchos hombres en el lugar donde el escudero ha de ser armado caballero; y todos deben rogar a Dios por el escudero, a fin de que Dios le conceda su gracia y bendición para que sea leal al orden de caballería.

.
3. En la vigilia de la fiesta, el escudero debe ayunar en honor del santo cuya fiesta se celebre.
La noche anterior al día en que debe ser hecho  caballero, debe acudir a la iglesia para rogar a Dios; y debe velar; y estar en oración y contemplación, y oír las palabras de Dios y del orden de caballería.
.
En aquel día conviene haya sermón, en el cual sean recordados los trece artículos que son el fundamento de la Fe; los diez mandamientos de Dios; los siete sacramentos de la Santa Iglesia; y demás cosas tocantes a la Fe.
5. Los trece artículos son éstos: Creer en un Dios, es el primer artículo….
6. Los diez mandamientos que dio Dios a Moisés en el monte Sinaí, son éstos: …
7. Los siete sacramentos de la Santa Iglesia son éstos: …
.
[ Es muy interesante que hace poco a Pablo Iglesias, el de Podemos, en Sitges durante las jornadas del Círculo de Economía, el mayor fórum del mundo empresarial en Catalunya, en que Vincenç Navarro asistió apoyando a Iglesias, el Presidente del Círculo y moderador de la jornada, el Profesor Antón Costas, cuando este le transmitió la pregunta que, según él, resumía el sentir de un amplio sector de la audiencia: “Sr. Pablo Iglesias, ¿usted, personalmente, cree en la propiedad privada, en el talento, en el mérito y en Dios?”
este fue precisamente el eslogan del movimiento golpista fascista de 1936, que se realizó, según consta en los documentos de los golpistas, “para defender a Dios y al orden establecido- justificado por el mérito y talento de las élites gobernantes-, y a la propiedad privada” (que generaba tal orden a defender).
Lo único que cambiaba ahora, en 2015, era el orden de los factores, pasando talento y mérito (autoridad) y propiedad por delante de Dios. Repito que es probable que la audiencia no supiera que la pregunta era prácticamente igual al eslogan del golpe fascista de 1936. Lo único que había cambiado era el orden de los factores
.
Navarro dixit
.
Como ven los amos de España están en los tiempos medievales de la Caballería de Llull: dios, mérito, propiedad. Y los viles villanos en su lugar. ]
.
9. Cuando el presbítero ha cumplido cuanto a su oficio pertenece, entonces conviene que el príncipe o alto barón que quiere armar caballero al escudero que pide caballería, tenga en sí mismo las virtudes y el orden de caballería, para que, por la gracia de Dios, pueda comunicar virtud y orden de caballería al escudero, que virtud y orden de caballería demanda.

.
Quinta parte
En que se trata del significado de las armas del caballero

.
[Este capítulo es de fantástica simbología]
2. Al caballero se le da una espada; la cual es labrada en semejanza de cruz, para significar que así como nuestro Señor Jesucristo venció a la muerte en la cruz, en la cual muerte habíamos caído por el pecado de nuestro padre Adán; de esta manera el caballero debe vencer con la espada, y destruir los enemigos de la Cruz.
.
3. Se da al caballero una lanza, para significar verdad.
Porque la verdad es cosa recta, que no se tuerce, y la verdad se adelanta a la falsedad. El hierro de la lanza significa la fuerza que la verdad tiene sobre la falsedad; y el pendón significa que la verdad se demuestra a todos, y no tiene pavor ni de la falsedad ni del engaño.
También la verdad es apoyo de la esperanza; y esto, como otras cosas, vienen significadas en la lanza que recibe el caballero.
.
4. Al caballero se le da el yelmo para significar vergüenza; porque un caballero sin vergüenza no puede ser obediente al orden de caballería.
.
5. La loriga [coraza que protege el tronco] significa castillo y muro contra los vicios y las faltas; porque así como el castillo está cercado de muro por todas partes, para que nadie pueda entrar en él; así la loriga se halla cerrada por todas partes para significar el noble coraje del caballero y su aislamiento en esta nobleza
.
6. Se dan al caballero calzas de hierro, para tener seguros sus pies y sus piernas; lo cual significa que el caballero debe tener seguros los caminos, con su espada, lanza, maza y demás armas
.
7. Se dan espuelas al caballero en significación de diligencia, peritaje y ansia, con que puede honrar a su orden.
.
8. Se la da gorguera al caballero, en significación de obediencia.
[es la pieza de metal que protege el cuello]
.
9. Se da la maza al caballero, significándose fuerza de coraje. Porque así como la maza va, en su empleo, contra todas las armas …
.
10. Se da al caballero la misericordia [puñal], a fin de que, si le fallan las armas, pueda recurrir a ésta; de modo que si se halla tan cerca del enemigo que no le pueda herir con lanza, ni con espada, ni con maza, le hiera con la misericordia.
.
11. Se da al caballero un escudo, para significación de su propio oficio; porque así como el escudo se pone y permanece entre el caballero y su enemigo, de la misma manera el caballero se interpone entre el rey y su pueblo.
Y así como el golpe hiere antes al escudo que en el cuerpo del caballero, de igual suerte el caballero debe parar con su cuerpo los golpes que van contra su señor, si algún hombre quiere herirlo.
.
12. Se da al caballero la silla para cabalgar en ella, lo cual significa seguridad de ánimo y cargo de caballería.
.
13. Se da caballo al caballero, en significación de la nobleza de su valor, para que cabalgue más alto que los demás hombres, y sea visto desde lejos, y más cosas tenga debajo de sí; y para que se presente en seguida, antes que otros hombres, donde lo exija el honor de caballería.

dns-galfridus
.
14. Al caballo se le pone freno, y en las manos del caballero las riendas; para significar que el caballero debe frenar su boca no profiriendo palabras feas, ni mentirosas; y refrene sus manos, de modo que no rehuya cuando haya de ser querido, ni sea tan audaz que la razón huya  de su ardimiento; y entienda que debe dejar llevarse a través de los reinos a donde el orden de caballería le envíe o le utilice.
.
15. Se pone al caballo la testera, para significar que el caballero no ha de hacer uso de sus armas sin razón.
.
16. Los guarnimientos defienden al caballo, teniendo significación de que el caballero debe guardar y custodiar sus bienes y sus riquezas, a fin de que le basten para ejercer el oficio de caballero con honor.
.
17. La túnica (perpunt) significa para el caballero los grandes trabajos que habrá de sufrir en honor de caballería.
Porque así como la túnica está encima de las demás prendas caballerescas, y expuesta al sol, a la lluvia y al viento; y recibe los golpes antes que la loriga; y es combatida por todas partes y herida, de esta suerte el caballero es elegido para mayores trabajos de los que sufre cualquier hombre. Porque todos los hombres, que están bajo su nobleza y su salvaguardia, han de recurrir al caballero; y el caballero debe defenderlos a todos; y antes debe el caballero ser herido, destrozado y muerto que los hombres que le han sido encomendados.
.
18. Se da al caballero una seña (divisa) para que se fije en el escudo, en la silla y en la túnica, para ser loado por sus ardimientos y hechos de armas en las batallas.  Mas como la seña es dada al caballero a fin de que sea reconocido como amigo o enemigo de caballería, por esto mismo todo caballero viene obligado a honrar su enseña, guardándose para ello de cobardías, que echan al caballero del ordenamiento de la caballería.
.
19. Al rey, a los príncipes y al señor de caballeros les es dada la señera (estandarte), para significar que los caballeros están en el deber de mantener el honor de su señor y su heredad. Porque en el honor del reino o del principado, y en el honor de su señor, son honrados y loados los caballeros por las gentes.
.
[Y así en otros capítulos, que muestran el parecido asombroso entre este sistema simbólico  y las tareas del caballero español, con la esperada del samurai en Japón y que se cuentan también en libros japoneses de esta forma sapiencial y proverbiales ]
.

* Estos son los proverbios de caballería *
Que hizo el Bienaventurado maestro Ramón Lull, en su «Libro de Proverbios»

.

1. Caballero es hombre que procura la paz por la fuerza.
2. El caballero es hombre elegido antiguamente para ser mejor hombre que otro.
3. El caballero tiene espada por justicia, y caballo por señoría.
4. Como la humildad está elevada, el caballero debe ser humilde.
5. El caballero va bien vestido porque es honrado.
6. Las vestiduras de tela no son tan nobles como las de las virtudes.
7. El caballero tiene divisa para ser conocido de todos.
8. Un mal hombre no debe ascender a lo alto para que sea conocido.
9. El orgullo rebaja al hombre.
10. Quien sube es por virtud; quien baja es por vicio.
11. Villano que se hace caballero, injuria al caballo.
12. Caballero vil, solamente debe cabalgar en asno.
13. Al caballero pertenecen bienes y honra.
14. El mundo se hallaría en buen estamento si fuesen señores de él un buen clérigo y un buen caballero.
15. Buena es la compañía de un buen clérigo y de un buen caballero.
16. Nadie es más vil que un caballero cobarde.
17. Nadie cae tan bajo como el que cae desde una gran virtud.
18. Hayas temor del caballero humilde; pero no del orgulloso.
19. Mas fuerte es el caballero por sus virtudes que por la lanza y la espada.
20. El mundo juzga a los caballeros por sus trabajos.

.
————————
Dónde conseguir este Libro del Orden de Caballería
► En la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes  CVC

.
* En la ►Biblioteca Virtual Universal Argentina

Un sitio muy recomendable y lleno de tesoros

.
Introducir “Llull” en el buscador y salen dos obras de él, y otra sobre él
Libro del orden de caballería; Príncipes y juglares
.
.
También está ► “La Conquista de Mallorca
.
.
En realidad estas dos las han tomado copiadas de la CVC arriba, pero tienen la ventaja de estar ya en pdf, mientras que la de la BV Miguel de Cervantes es de lectura on-line, y si se quiere poseer hay que copiar página por página (son pocas) y quizás limpiar el archivo de texto.

* Seguramente se puede conseguir en Catalán

.

PARA SABER MÁS

Ramón Llull, en catalán

El llibre de l’orde de cavalleria va tenir una gran difusió i va ser traduït a diferents llengües.
Una prova de la seva difusió és que apareix implícit al Tirant lo Blanc, essent el llibre que el vell cavaller està llegint quan Tirant arriba a casa seva.

.

P.S.  Exposición en el CCCB  ► La Máquina de Pensar: Ramón Llull y el “Ars Combinatoria”

CCCB -Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona

20 Septiembre 2016

,,

Be Sociable, Share!

2 Responses

  1. Guillem says:

    No puede ser!¿Un Catalan que ha aportado algo al saber universal, a la Gran Conversación?!
    Pero, Armando, ¿te has dado un golpe en la testa o que?Creia que habias dicho que NINGUN CATALAN JAMÀS HABIA APORTADO NADA INTERESANTE!!

    Fuera bromas ahora, estoy disfrutando mucho con esta serie.Me pregunto si caera algún libro de Pla, aunque a mi como Catalan lo que me interesan son los libros de fuera, precisamente.

    Y hablando de Pla, en la colección austral tengo yo un libro suyo llamado “un Senyor de terra del foc”, que explica la experiencia de un Catalan que hizo fortuna con la lana y la carne en Patagonia y tierra de fuego.Un libro muy recomendable para cualquier interesado en el ambiente en esas regiones a principios del siglo XX.

    Un respetuoso saludo,

  2. Armando says:

    Gracias!
    ¿Un libro en catalán en la Colección Austral?
    No pot ser.
    No conozco ese libro, me gustaría conocerlo.
    .
    El que no hizo fortuna en la Patagonia, ya lo comenté, fue el valenciano Blasco Ibañez con un proyecto que tuvo; encima empomó a muchos valencianos, que le quemaron la casa.

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR