Home » 100 mejores libros no-Ficción, Culturales, España, Europeana, Portada » 100 mejores libros no-Ficción, 21, ‘Idearium español’, de Ganivet

100 mejores libros no-Ficción, 21, ‘Idearium español’, de Ganivet

.

A punto España de perder Cuba, Filipinas y Puerto Rico, (1898) un joven diplomático español en 1897 propone la regeneración del país

Ángel Ganivet (Granada 1865 – † Riga, 1898) era cónsul en Finlandia y ya bastante conocido como escritor y pensador -había publicado Cartas finlandesas, y otros escritos- cuando publica este pequeño libro, el Idearium español, elogiado como una obra capital de la filosofía y el pensamiento.

Publicado en 1897, cuando la próxima derrota definitiva del Imperio Español es evidente, y a más para un diplomático, Ganivet analiza cómo se fue llegando a tan lastimoso estado, y qué se puede hacer en el futuro.

Ganivet se atreve a reivindicar la cultura española y su manera de ser. Vuelve la mirada hacia atrás y arremete contra lo que cree que ha desviado a España de lo que hubiera podido ser: una «Grecia cristiana». Rechaza el estoicismo o senequismo de la tradición española, que ha causado el gran defecto esencial de España, la abulia, la indiferencia, la inmovilidad, y propone un cambio fundado en la educación, la voluntad, las ideas y la acción.

Llega a proponer el regeneracionista Ganivet de matar a “un millón de cerdos” compatriotas de él, programa de regeneración nacional plausible, el único problema fue, que cuando tuvo lugar durante la Guerra Civil, el millón de cerdos con dos patas mataron ellos a un millón de gente que pensaba, y así estamos ahora en Sinapia.

Hubiera sido mejor no tratar de regenerar al país matando cerdos pardos, rojos, blancos o negros…

☼ Ganivet tuvo muy claro lo que ni siquiera hoy ven muchos: el papel absolutamente vital que la energía de los combustibles, en ese tiempo el carbón, tiene en la vida de los pueblos, y en una carta cruzada con Unamuno, dice:

Nosotros descubrimos y conquistamos por casualidad, con carabelas inventadas por los portugueses, llevando por hélice la fe y por caldera de vapor el viento que soplaba. Y al cabo de cuatro siglos nos hallamos con que en nuestros barcos no hay fe ni velas donde empuje el viento, sino maquinarias que casi siempre están inservibles. La invención del vapor fue un golpe mortal para nuestro poder. Hasta hace poco no sabíamos construir un buque de guerra, y hasta hace poquísimo nuestros maquinistas eran extranjeros. Al fin hemos vencido estas dificultades; pero tropezamos con otra: los buques necesitan combustible y nosotros somos incapaces de concebir una estación de carbón. No tenemos alma, aunque se dice que somos desalmados, para incomodar a nadie metiéndole en su casa una carbonera, como hacen los ingleses, por ejemplo, en Gibraltar. Cuando perdamos nuestros dominios, se nos podrá decir: -Aquí vinieron ustedes a evangelizar y a cometer desafueros; pero no se nos dirá: -Aquí venían ustedes a tomar carbón.

Ganivet murió muy joven, con 33 años. Deprimido por razones nacionales y personales, pues estaba enfermo de sífilis -el SIDA de su época, la padecían casi todos por la extendida prostitución y los pocos hábitos higiénicos: eso de lavarse con jabón la pija y la concha antes y después de coger con puta, eso era para pusilánimes- y por un amor contrariado, se tiró al río Dvina, en Riga. Lo rescataron de las aguas, pero furioso contra sus salvadores, se volvió a tirar a las heladas aguas, y murió.

Es curioso que este fino intelectual, que siempre promulgaba el frio análisis racional de las cuestiones, se matara de una forma tan atrabiliaria.

☼ Las Cartas de “El Porvenir de España” cruzadas con Unamuno.

El Idearium Español más El Porvenir de España las publicó Austral en un delgado volumen y se suelen encontrar juntas.

Estas cuatro cartas cruzadas entre Unamuno y Ganivet son muy interesantes, ambos se habían conocido de jóvenes en Madrid, opositores a cátedras de griego, Unamuno a Salamanca (la ganó) y Ganivet a Granada (la perdió).

Es muy interesante la introducción a estas cartas, escrita por Unamuno, donde se nos presenta Unamuno en sus palabras como el monstruo de egolatría que siempre fue.

Aunque aquí trato de Ganivet he de tratar también, por fuerza, de mí mismo, y el lector ha de permitirme un desahogo, desahogo que dejo se achaque a ese egotismo que algunos me reprochan.

Es el caso que al hablar de Ganivet algunos le han llamado precursor, y de hecho todos somos precursores de los que nos siguen y continuadores de los que nos preceden, pues la cadena humana no se rompe sino para los locos. Ahora, cuando al llamarle precursor se han referido, entre otros, en alguna ocasión a mí, tiene ello un sentido contra el que quiero protestar. Porque si se llama precursor al que muere antes que otro, como Ganivet murió hace más de trece años, y yo, por la gracia de Dios, aún vivo, claro es que me precurrió en la muerte; pero si se aplica al nacimiento natural, yo nací un año, tres meses y catorce días antes que él, y si al nacimiento espiritual, como publicistas, también empecé a escribir antes que él.

Cuando Ganivet publicó su Idearium español, hacía ya algún tiempo que había publicado yo en La España Moderna, en los números de los meses de febrero a junio de 1895, mis cinco ensayos En torno al casticismo, en los que se encuentran, en germen unas veces y otras desarrolladas, no pocas ideas del Idearium. Lo que podría comprobar con las cartas mismas que Ganivet me escribió. Es decir, y lo digo redondamente y sin ambajes, que si entre Ganivet y yo hubo influencia mutua fue mucha mayor la mía sobre él que la de él sobre mí.

.

Dónde conseguir estas dos obras

Conviene leer las dos, que son muy cortas y se leen con amenidad.

El Idearium español es el libro de pensamiento y análisis intelectual, mientras que las cuatro cartas cruzadas entre Ganivet y Unamuno, El porvenir de España, son como un comentario liviano a estas cuestiones planteadas en 1898 y que siguen teniendo su importancia hoy en día, si entendemos que ahora mismo el Parlamento :-)) Catalán propone la independencia advertimos que si en 1898 estaba España enferma grave hoy se encuentra igual que en 1936, al borde de morirse de nuevo.

►  Idearium Español  en Archive.org

https://archive.org/details/ideariumespaol00ganigoog

Como siempre, Archive.org entrega los libros de manera seria y sin problemas, mientras que buscas en otros enlaces y todo son frustraciones o te dirigen a páginas de bibliotecas nacionales que tienen versiones digitalizadas imposibles de descargar o leer.

Recomiendo descargar la versión PDF

 

►El porvenir de España (publicado en 1912, en base a 4 cartas publicadas en “El Defensor de Granada” en 1898). Esta edición de Wikisource, conviene copiar las y armarlas en un archivo de texto.

También pueden encontrarse en otras partes, juntas.

☼  Como autor en Archive.org se encuentran varias de sus obras digitalizadas.

Angel Ganivet en Archive

.

Las ► Cartas finlandesas de Ganivet se pueden descargar de este enlace de una excelente biblioteca digital argentina

.

☼  Como ven por esta serie, las obras intelectuales españolas no se limitan sólo a la poesía, la novela y otras formas de ficción, pues en pensamiento y análisis la cultura en español, y en otros idiomas hablados en la península (pues ya he comentado de obras originalmente publicadas en portugués y en catalán) e incluso publicadas en inglés pero sobre nuestras cosas, son de alta calidad, perfectamente comparables con otros países y otras culturas e idiomas.

7 Octubre 2016

,,

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies