Home » 100 mejores libros no-Ficción, Articulos, Culturales, España, Europeana, Literatura, Portada » 100 mejores libros no-Ficción, 29, ‘Floresta española’, de Santa Cruz

100 mejores libros no-Ficción, 29, ‘Floresta española’, de Santa Cruz

.

‘Floresta española de apotegmas y sentencias, sabia y graciosamente dichas, de algunos españoles’ (1574), por Melchor de Santa Cruz de Dueñas, en Toledo

Según los ingleses, que según ellos lo han inventado todo -mentira manifiesta- quieren decir ellos que inventaron el humor, y le adjudican esa invención del concepto a ►Sir William Temple (floruit, siglo 17) político y diplomático inglés.

En el 2º tomo de su Miscelanea, 1690 “On Poetry”, Temple dice que el humor lo inventaron los ingleses, debido a su clima variable, buen suelo, la libertad de que gozaban (una mentira podrida, era la libertad de él y de su clase aristocrática, el pueblo inglés vivía en la tiranía y se moría de hambre) mientras que en Europa -en la Europa que él visitó como diplomático, que era digamos Alemania y Holanda, nunca estuvo en España- la gente se moría de hambre, eran todos esclavos de los tiranos y su gobierno despótico y eso generaba una mentalidad homogénea y no podían criticar.

En cambio el humor se complace en notar las diferencias y contradicciones en las personas y su situación y ocupa un terreno medio entre el ingenio de las clases superiores y las payasadas de los villanos.

Temple nunca estuvo en España -y si hubiera estado lo mismo daba, sólo se fijara en lo que hubiera podido criticar y envidiar- e ignoraba, que los españoles y en particular los castellanos y andaluces eran notables por su humor, ingenio y salero -por cierto esto del salero, muy propio de los andaluces: la sal ática era como se llamaba dos mil años antes en Atenas al ingenio y las gracias sociales de la gente civilizada, de los griegos antepasados de los de Sevilla.

La fascinación por estas capacidades se extiende por toda Europa, pero al parecer era tópica la primacía española, como apunta, entre otros, ► Baltasar de Castiglione en su famoso libro El Cortesano. [jardín de los clásicos, artículo sobre Melchor de Santa Cruz]

Melchor de Santa Cruz de Dueñas,  (Toledo 1505 – †1585) escritor y orfebre español es el autor de la Floresta española, un libro que un siglo antes del presuntuoso William Temple, recoge y publica testimonio del humor, ingenio y chispa de los españoles, libro que dedica al aristócrata y caudillo militar, hermano de Felipe II, ► Juan de Austria .

Melchor de Santa Cruz era probablemente de origen judeo-converso, como muestra su apellido excesivamente cristiano -los cristianos viejos no tenían apellidos así, pero los conversos adquirían estos apellidos santos como forma de defenderse en una sociedad de feroz intolerancia religiosa- y además lo muestra su profesión de joyero, orfebre y lapidario que era o había sido propia de judíos, y aún hoy en día lo es, en gran parte.

Es además un hombre digamos profesional de clase media, cosa poco frecuente en una sociedad dominada por guerreros, curas, aristócratas y funcionarios reales.

la Floresta española de apotegmas y sentencias, sabia y graciosamente dichas, de algunos españoles (1574). Se trata de una colección de chistes o anécdotas en once partes: de eclesiásticos, nobles, respuestas ingeniosas, funcionarios de justicia, profesiones, artistas y enamorados, dichos graciosos, lisiados o deformes, burlas, dichos extravagantes y mujeres e inválidos. Mezcla frases anecdóticas, sentencias, cuentecillos, chistes, misceláneas y datos biográficos [del artículo en Wikipedia]

Hay muchos dichos de aristócratas y obispos y cardenales todo era uno:

El Cardenal D. Pedro Gonzalez de Mendoza, oyendo  Misa un día de Navidad en la  Santa Iglesia de Toledo, ofreció un Pontifical entero, con  su aparador, que fue apreciado en ochenta mil ducados.   Estuvo después de la ofrenda  muy gran rato hincado de rodillas delante de la Imagen de  nuestra Señora del Sagrario.  Estaba acaso allí el Marques  de Cénete su hijo; y viendo  que tardaba mucho, y no cesaban las lágrimas, llegóse a  el, y díxole: No llore V. S.  Reverendísima, que yo le prometo de hacérselo volver.

* Así que el marqués era hijo de cardenal, ya ven que eso de que los curas no se casaban es otra patraña, o no se casan pero tienen amantes.

De truhanes, o sea más o menos bufones de corte y gente así:

A una señora de mucha calidad preguntó un Truhán, sí tuviera veinte mil ducados de renta, si fuera su amiga. Respondióle, que aunque tuviera cien mil. Replicó el: ¿Y si tuviera doscientos mil? Dixo la señora: Tanto pudiera tener, que lo hiciera. Acudió el Truhán, diciendo: Oh, mal haya mi fortuna, ¡qué puta que pierdo, por no tener dinero!

No todas las mujeres estaban felizmente casadas:

En un Sermón díxo una mujer: Yo perdono la muerte de mi marido. Preguntada, ¿quien le  mató? Respondió: Señor, no es muerto mas asiéntelo Vd. que yo perdono a quien lo.matáre.

Dichos graciosos de mujeres.
(una mujer que tenía un grano en un labio)

Cobijándose una señora la beca,  porque no la viesen perrilla, que tenia en el labio, díxole un Gentilhombre, que el le daría un remedio y era poniéndole un poco de saliva.
Respondió la señora: Para las almorranas he yo oído decir, que es  singular medicina.

Los estudiantes y licenciados no salen bien parados,

Mandáronle a un Estudiante, yendo a cazar  que no hablase, porque  espantaría los conejos y dixo cuando los vio: Ecce cunniculi multi. [Acá muchos conejos] Y como se  espantasen, y le riñesen, respondió: Quien había de pensar que los conejos sabían  latín

No es siempre un humor muy fino,

en el palacio del Conde de Ureña: «Mandó a un criado que llevase una carta a una señora, y queriendo probar la habilidad del criado le dijo: Suponte que soy la señora doña Fulana; entra por aquella puerta y dame la carta y yo preguntaré, a ver si sabes responder. A esta sazón el conde se estaba rascando los genitivos.

El criado entró con mucho acatamiento, besó la carta, y arrodillado se la puso en la mano. El conde le preguntó: ¿Cómo está la señora condesa? Respondió: Buena está, señora, loores a Dios. Preguntóle entonces:

¿Y el conde qué hace? Respondió: Señora, estáse rascando los cojones.».

.

DÓNDE CONSEGUIRLO

La Colección Austral de Argentina publicó una buena selección,

floresta-espanola-en-austral

Y hay otras ediciones más extensas y con estudios de la época, algunas alcanzan precios excesivos.

* DIGITAL

Uno pensaría que las bibliotecas universitarias de Castilla y la Cervantes de Alicante lo tuvieran, pero buscarlo es en vano.

Lo más fácil, en archive.org   Pero hay que descargar las versiones PDF, porque las en formato texto son ilegibles.

Floresta Española, de apotegmas, ó sentencias, sabia y graciosamente dichas, de algunos españoles

.

Hay más de un volumen.

☼ En ese sitio hay también una antigua traducción al italiano, lo que prueba el éxito del libro en su tiempo.

.

PARA  SABER  MÁS

Calumnian y envidean los ingleses a los alemanes, de que no tienen sentido del humor, mentira manifiesta, lo que pasa que poca gente compra revistas cómicas en alemán -que las hay y yo las he comprado en Alicante en el kiosco de la rambla, y leído: reíme mucho.

Pueden Uds. acá descargar y leer varios volúmenes de humoristas alemanes,

Deutsche Humoristen

http://www.gutenberg.org/ebooks/search/?query=Deutsche+Humoristen

The Oxford Book of Humorous Prose -A Conducted Tour by Frank Muir.

.

☼ ►contrepèteries     Los académicos lo quieren traducir del francés por “retruécano” pero si observan que está ahí la palabra pète o sea, pedo, con perdón… será más exacto llamarlo, contrapedorretas, y válgame el neologismo.

El primer autor francés es contemporáneo a nuestro Melchor de Santa Cruz,

en 1572, le Dijonnais Étienne Tabourot, alias Seigneur des Accords, publie les Bigarrures, premier ouvrage comportant un article traitant exclusivement du sujet. On y retrouve la première référence au terme « contrepéterie », jusque-là désignée par les appellations « antistrophe » ou « équivoque »

Se puede descargar de acá en www.archive.org  ►Les Bigarrures.

* Un libro francés más moderno se puede descargar gratuitamente,

La Redoute des contrepéteries, de ►Perceau, Louis

En http://www.ebooksgratuits.com/ebooks.php

En formato ePub, ►La Redoute…

Otros formatos ir al sitio  ►www.ebooksgratuits.com

.

☼ Un homenaje a la Colección Austral, donde leí este libro en uno de los publicados suyos -esto de leer autores del Siglo de Oro, se te pega el hipérbaton o sea montar la frase de cualquier modo.

► http://www.planetadelibros.com/editorial/austral/33

austral-varios_b

 

,,

Be Sociable, Share!
Tags: ,

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR