Home » 100 mejores libros no-Ficción, Culturales, España, Literatura, Portada » 100 mejores libros no-Ficción, 45 -‘Noli me tangere’ de José Rizal

100 mejores libros no-Ficción, 45 -‘Noli me tangere’ de José Rizal

.

El famoso libro del héroe filipino, vilmente asesinado por el colonialismo español

Aunque  el Dr. José Rizal, mártir filipino, tiene algunas calles dedicadas en España es una persona perfectamente desconocida para el público.  Hace poco Goytisolo se refirió a su famoso libro Noli me tangere  –que hay que explicar ya para unas generaciones poco dadas al latín, quiere decir “No me toques”  y es una cosa que dijo Jesús en cierta ocasión.  En esta obra se refiere a los intocables de la iglesia católica en aquella Filipina colonial.

“Noli me tangere”

Juan Goytisolo

La novela de ► José Rizal, de 1887, fue condenada de inmediato al ostracismo en razón de su “carácter herético” y su “filibusterismo” por las autoridades religiosas y militares de Filipinas

¿Quién conoce en España a José Rizal?  la espesa nube que oculta su labor al lector español se adensa aún en torno a Noli me tangere, la novela de Rizal, impresa en Berlín a cuenta de autor en 1887.

Rizal, un filipino tagalo hispanizado que manejaba la lengua de Cervantes con la misma inteligencia y soltura que el Inca Garcilaso, nació en Calamba en 1861. Autodidacta primero, como un puñado de indígenas de la ex colonia española -los frailes les adoctrinaban en su idioma, pero habían prohibido la enseñanza del nuestro so pretexto de que no se contaminaran con ideas nocivas y perdieran sus preciosas almitas-, cursó luego estudios de medicina y filosofía en Madrid, París y Heidelberg. De la excelencia de su formación dan muestra sus vastos conocimientos en francés, inglés y alemán, así como su lectura de corrido en latín.

Escritor, pintor, médico, oftalmólogo (curó de la ceguera a su propia madre), poseía en suma una cultura muy superior a la de sus colegas españoles de la época.

Su ideario nacionalista, forjado por la experiencia de la opresión colonial de las islas, excluía no obstante el recurso a la violencia. Fundador primero de la revista La Solidaridad y luego de La Liga Filipina

Al parecer, la lealtad de Rizal respecto a España, metrópoli que controlaba las Filipinas, era por entonces incuestionable. Lejos de mostrarse revolucionario, era más bien el culto joven burgués que ansiaba reformas administrativas para el archipiélago, entre ellas el reconocimiento de Filipinas como provincia española de pleno derecho. Esto conllevaba el fin del estatuto colonial y, sobre todo, de la sofocante tutela clerical, que impedía la modernización y el progreso de las islas. En Madrid se constituye en líder natural del movimiento “Propaganda”, mediante el cual los estudiantes filipinos de la capital española expresaban sus reivindicaciones en favor del progreso y desarrollo de la lejana colonia; en esto, Rizal contribuyó con artículos para el quincenal La Solidaridad, editado por algunos de sus paisanos malayos como Marcelo Hilario del Pilar, Panganiban, López Jaena, Lete, primero en Madrid y luego en Barcelona.

El ideario de la publicación era el siguiente:

  • que Filipinas fuera una provincia de España, y no una colonia (razón por la cual es también considerado por algunos como héroe nacional español, habiendo en España varias calles con su nombre).
  • que Filipinas obtuviese, por tanto, representación parlamentaria en las Cortes Generales;
  • que las parroquias regentadas por sacerdotes españoles fuesen gradualmente cedidas al clero nativo;
  • que se concediese a la gente de Filipinas libertad de reunión y de expresión;
  • que se estableciese la igualdad legal entre la población malaya y los españoles.

De haberse llevado a cabo tal programa, las obras de Rizal (en especial sus dos novelas, Noli me tangere y El filibusterismo) hubieran podido publicarse en Filipinas, pero las autoridades coloniales intuyeron que tales reformas comprometerían los privilegios de los colonos españoles. Por tal razón, cuando Rizal regresó a Manila en 1892 se le acusó de subversión por la fundación de un movimiento cívico llamado Liga Filipina, por lo que se le condenó al destierro en Dapitan, en la isla de Mindanao.

En el lugar de su exilio Rizal fundó una escuela y un hospital.

Como muchos escritores hindúes, árabes y africanos del siglo que dejamos atrás, Rizal se servía de la lengua del conquistador para denunciar las injusticias y abusos de la colonización. De esta contradicción insoluble entre el amor a una lengua y cultura que asumía como propias y la indignación ante los atropellos cometidos contra sus hermanos indígenas brota, como un géyser, la fuerza de su escritura. Las burlas y el desprecio por parte de los frailes y guardias civiles a los tagalos que se expresaban en español no eran solo indignas de su proclamada misión redentora sino que actuaban a muy corto plazo contra los intereses de España. Sus temores, como sabemos, se convirtieron en realidad. Hundida en unas horas la flota española amarrada en Manila y expulsada la administración del decrépito poder colonial por los invasores estadounidenses, éstos impusieron el inglés a los nativos y el español pasó en unos pocos años a la triste condición de lengua extinta

Las amargas reflexiones de Rizal sobre su inútil empeño por asumir un idioma abocado a desaparecer de las Filipinas (“¿Para comprender los insultos y amenazas de los guardias civiles?”, escribió. “Para eso no hay necesidad de saber español, basta comprender el lenguaje de los culatazos”) se cumplieron puntualmente. Diez años después de su muerte, la inmensa mayoría de sus compatriotas no podía entender la obra de su primer escritor.

La pintura de la corrupción reinante, crueldad de la guardia civil, incompetencia de la administración e indolencia de sus asalariados (“todo un mundo de parásitos, moscas o colados que Dios creó en su infinita bondad y tan cariñosamente multiplica en Manila”) son tratados con incisivo humor.

 En un momento de crisis nacional, la de Cuba y Filipinas a fines del siglo XIX una crisis muy parecida a esta -ésta va a ser peor, aún no ha pasado realmente nada y ya hay seis millones de cesantes que nunca encontrarán empleo-  la España autoritaria reaccionó asesinando a Rizal -asesinato judicial, forzado por jesuitas y dominicos que veían peligrar sus dineros en Filipinas-  y al poco perdió todo.

Goytisolo encuentra por casualidad el libro de Rizal, ► Noli me tangere.

es, como dije, un perfecto desconocido en la península. La cuidadosa edición de la excelente Biblioteca Ayacucho venezolana de la que pude procurarme un ejemplar en mi reciente viaje a Caracas debería ser republicada en España como homenaje a un autor despiadadamente barrido a los márgenes de nuestro intangible canon, pero vivo y bien vivo, como advirtió Unamuno, y podrá verificar hoy quien se asome venturosamente a sus páginas.

Yo intenté encontrar el libro de Rizal, y ante mi sorpresa no lo podía encontrar en castellano, digo, en versión electrónica, hace mucho que se terminó el copyright del exterminado autor filipino.  La biblioteca Gutenberg lo tiene traducido al Inglés, traducido al Tagalo, está en Francés ¡y hasta en Holandés!.

http://en.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Rizal

http://www.gutenberg.org/ebooks/20228

Noli me tangere, en Tagalo

Au Pays des Moines, by José Rizal

http://www.gutenberg.org/ebooks/30211

http://www.gutenberg.org/ebooks/30211.kindle.images

Filipinas Dentro De Cien Años (Estudio Politico-Social) by José Rizal

http://www.gutenberg.org/ebooks/14839

http://www.gutenberg.org/ebooks/14839.kindle.images

Este es el libro a que hace referencia Goytisolo, Las Filipinas dentro de un siglo es un libro profético.

.

Mi Ultimo Adiós, by José Rizal

http://www.gutenberg.org/ebooks/1860

http://www.gutenberg.org/ebooks/18600.kindle.images

El Filibusterismo by José Rizal

http://www.gutenberg.org/ebooks/30903

http://www.gutenberg.org/ebooks/30903.kindle.noimages

.

Si quieren libros sobre las Filipinas, sigan este enlace

http://www.gutenberg.org/ebooks/search/?query=Philippines

Reseña Veridica de la Revolución Filipina by Emilio Aguinaldo

Su primer Presidente, aunque no reconocido por los EEUU, contra quienes luchó

http://www.gutenberg.org/ebooks/14307.kindle.noimages

http://en.wikipedia.org/wiki/Emilio_Aguinaldo

☼  http://www.filipiniana.net/microsite/cjr/index.jsp

The Social Cancer by José Rizal = Noli me tangere

http://www.gutenberg.org/ebooks/6737

Primary Sources in Philippine History

RIZALIANA

http://philhist.pbworks.com/w/page/16367051/Rizaliana

Por instigación de las órdenes religiosas (es decir, dominicos y franciscanos), Rizal fue esta vez acusado de asociación ilícita con otros revolucionarios. Convicto por sedición, fue condenado a ser fusilado en el paraje de Bagumbayan (ahora Parque Rizal), en Manila. En la víspera de su ejecución, escribió un poema titulado Mi último adiós, así como una carta a su íntimo amigo y colaborador alemán Fernando Blumentritt, en la que afirmaba: Querido hermano, cuando recibas esta carta ya habré muerto; mañana a las 7 seré ejecutado, aunque no soy culpable de rebelión.

En la madrugada del 30 de diciembre de 1896 asistió a una misa con Josephine Braecken, una joven belga que había decidido acompañarle durante el tiempo que había durado su destierro, y con la que contrajo matrimonio. Antes de su ejecución, pidió que no se le vendaran los ojos y que le fusilaran de frente; lo primero se le concedió, pero se le negó lo segundo, por considerársele traidor. Con todo, antes de los disparos Rizal se volvió hacia el frente; caía así, mostrando convicción en su propia rectitud.

Asesinado por el Presidente de España, ►Antonio Cánovas del Castillo

El tirano Cánovas, aunque diz que presidente de España, fue presidente hasta 1897, así que Rizal fue ejecutado bajo su presidencia, y Cánovas perfectamente lo podía haber perdonado, indultado o exiliado si le daba la gana.

PARA SABER MÁS

Muy fastidiado yo por esta carencia de conseguir este libro tan importante en español, cuando en vida de Rizal se publicaba hasta en Valencia, acá tienen

☼  Muy fastidiado yo  entonces por esta carencia, y como me parece que mis lectores pueden tener cierto interés en leer el libro novela de Rizal  -un tremendo cuadro de las costumbres coloniales en el agonizante imperio en Filipinas- pero tampoco nadan Uds  en piscina de oro, conseguí encontrar  el libro on-line; la lectura era fastidiosa y lo reconstruí como pdf.

Así que aquí lo tienen Uds, es un regalo de armandobronca.com bajo licencia de common agricultural policy creative, o lo que sea eso.

☼  download Descargar →   Noli me Tangere, Dr Rizal  ←

Si les interesan otros libros de Rizal, o el mismo libro en otro idiomas ver los enlaces arriba.

Guaraní Tagalo Vasco y Castellano

Notas de un viaje a Filipinas, 1998, Jorge Ordaz

,,

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies