Home » Culturales, Energías alternativas, Tecnología » Cómo hacer cacaoLeches, danones y flanes

Cómo hacer cacaoLeches, danones y flanes

Explicando cómo hundir a estas empresas rastreras, hágaselo en la casa

Que Ruiz Mateos, que Arturo Gil, que El Cabrero que la indecencia de esta gentuza.  Está claro que la crisis, al eliminar gastos superfluos y cambiar hábitos consumistas hunde a estas y tantas otras empresas ya insostenibles. Peor ocurrirá a medida que por ejemplo suba la gasolina y tengan que derivar dinero a este gasto inelástico, imprescindible y quitarlo  de consumismos reemplazables como estas golosinas de tienda.

Aparte una cuestión de calidad en la alimentación, la mayor parte de estos productos están cargados de conservantes como el ácido bórico y el ascorbato que son francamente perniciosos, y de colorantes. Colocar sus números E no los hace buenos.

El Cacaolar, Cholek y productos similares.  En realidad los deberían vender en la farmacia para que la gente estreñida fuera bien de cuerpo; bebes uno, mejor te sientas de apuro en la taza del water porque te vas.

Receta y Procedimiento.

Cacao. Leche fría. Azúcar. Aromas de vainilla y de limón. (de limón puede usarse raspadura de la corteza, o de lima o de toronja, naranja o mandarinas)

Cantidades al gusto.

Se pone un poco de leche fría en un vaso alto, e igual cantidad del cacao y azúcar que vamos a usar.  Seguro que Ud coloca más cantidad que la miserable proporción que ponen los fabricantes.  Se mezcla bien con una cuchara, y se agregan los aromas.  A continuación el resto de la leche; mezclar bien. Se toma inmediatamente o se guarda en nevera y luego habrá que volver a mezclar.  Se puede usar perfectamente una minipimer o batidora para homogeneizar.

Batido para hombres machos.  La receta arriba está bien para los niños.  Si Ud es hombretón o mexicano, le agrega unas gotas o un buen chorro de Salsa de Tabasco o de otro picante, ají putaparió o similar a este batido de chocolate.  Además de calorías va a entrar Ud en calor y se la pone bien dura.

En vez de aroma de vainilla, ponga una buena medida de coñac, whisky, Ron negro, o un schnapps como Archers o de coco o algún licor. Jerez oscuro del que tiene 20% alcohol va bien, una copa de Oporto o de Anís también le va.

Danones.  Los danones naturales son los mejores, fíjese que no diga que le agregaron conservantes, porque incluso a los que llevan azúcar además le ponen de esas pócimas, para alargar el tiempo de venta en la nevera del supermercado.

Como los danones naturales son también los más baratos y a veces se consiguen ofertas en cooperativas, se pueden comprar hasta para darle al perro. En este producto las empresas nefastas estas pierden dinero o ganan tan poco que apenas les conviene es en los que sofistican mucho donde tienen la ganancia, por unidad tampoco es tanta.

Receta y Procedimiento.

Ud va a fracasar si intenta hacer yogurt simplemente con leche y fermentos, porque la leche para el yogurt está reforzada con leche en polvo.  Además a la leche le han agregado, generalmente, fosfato para que aguante más y sobre todo a la leche UHT, esa la queman a alta temperatura cuando la esterilizan y coagularía si no fuera por el fosfato cantidad que le ponen. De hecho cuando rellenan los bricks tiene un olor y gusto a quemado insoportable, por reacción entre aminoácidos de la leche y el azúcar lactosa presente naturalmente en la leche.

Pero si Ud consigue leche fresca de vaca, puede hacer lo siguiente:

  • Caliente la leche, de preferencia en una olla alta a una temperatura de 85ºC o apenas por debajo del punto de ebullición, cinco minutos.  Esto de controlar es más difícil de lo que parece.

El procedimiento antiguo tradicional y turco de ebullir la leche largo tiempo hasta que bajaba su volumen de 100 a 85, es decir evaporar 15 – 20% de agua de la leche, era posible cuando la abuela serbocroata no hacía otra cosa, es perfectamente imposible hoy en día, quizás alguien se anime.

  • Agregar leche en polvo.  Pero si la echa en la leche caliente no se le disolverá!  Así que primero disuelva en un recipiente con un poco de leche, mezclando con cuchara y agitando hasta tener una mezcla bien propia.

¿Cuanta leche en polvo? La leche en sí tiene 11% de materia seca sólida, y por lo tanto 89% es agua  –no le agregaron agua, es que tiene agua en si, vea y el pan también tiene agua. Debería llevarla a 20% de materia sólida seca, o sea 9 gramos por cada 100 ml (un potito de danone tiene 125 ml), o sea 90 gramos por litro agregar, que son 9 cucharadas de leche en polvo desnatada por litro de leche. No escatime, échele 10 cucharadas!

Dejar enfriar hasta 44ºC.  Y sí, va a necesitar un termómetro.  Cuando tenga práctica se puede fiar de tomar la temperatura con unas gotas derramadas en el dorso de la mano.

  • Activar.  Para un litro o dos litros de leche así preparada mezcle un danone natural. No ponga azúcar ni aromas ni nada.
  • Fermentar.  Coloque la olla así preparada, tibia a 44ºC y bien tapada en una caja de cartón o madera rellena con paja u otro material aislante. Tape la caja esta y espere de dos a tres horas.

(Este procedimiento vale también para cocinar muchas cosas, legumbres, carnes con verduras o garbanzos, bacalao, etc y sin gastar dinero en hervir, hornear, calentar durante horas.  Se lleva la olla a ebullición, bien tapada se pone en la caja aislante y se deja varias horas que se cocine sola y sin gastar butano ni electricidad.)

El yogurt obtenido con este procedimiento es fuerte, ácido y nutritivo.  Se puede guardar un poco en la nevera en un frasco para usar como fermento iniciador para más yogurt, pero posiblemente no valga más de dos o tres veces y tenga que comprar otro danone para recomenzar el ciclo.

Frío, mezclado con fruta, pasas o avena aplastada u otro cereal, agregado de azúcar luego o de otros aromas es nutritivo y sabroso.

Un tema es que si Ud antes de Fermentar le agrega Azúcar o cualquier aroma, Vainilla por ejemplo, a la mezcla de leche y leche en polvo, el tiempo de fermentación se alarga y en vez de Hora y Media por ejemplo se le va a Cuatro Horas.  Esto es así porque los fermentos del yogurt son muy sensibles y el Azúcar y sobre todo la Vainilla les son tóxicos.  Es mejor agregarlo al producto terminado, en el momento de consumir.

No voy a defender de que esto le salga más barato que comprarlo en la tienda, si tiene que comprar la leche y consideramos el tiempo empleado, lavar cacharros etc, probablemente no ahorre mucho.  Pero si consigue leche de su vaca o leche barata (ojo, que los lecheros la bautizan siempre, dicen que la arreglan echando agua para quitarle fuerza, ya les vale !) y si alguien de su familia no trabaja o puede dedicar algo de tiempo a esta tarea, fabricar yogurt así puede ser bueno.  Si Ud tiene algún restaurante o fonda esto puede darle un dinero en la venta como postre o plato.

Si el cliente sabe que lo hace Ud mismo y no es un danone de la tienda puede ser hasta razonable negocio.

Flanes.  Lo mejor es comprar polvos para hacer flanes, para enseñarse a hacerlos. Luego ir reemplazando ingredientes.

La maizola e incluso simplemente harina de trigo bien hervida reemplaza el aglutinante que le ponen y mejor si le agrega un poco de huevo a la leche antes de mezclar los polvos, maizola o harinas, y calentar. No, los flanes comerciales no se hacen con huevo, trae muchos problemas al industrial; se hacen con polvos, es decir derivados químicos del almidón.

Hornear es lo suyo, pero se puede hacer al microondas en recipientes no de metal a baja potencia y más tiempo.

Pero el secreto principal es el aroma, y con Vainilla y Coñac bien fuerte, una copa de Magno por ejemplo o un vino aromático fuerte  mezclado antes de hornear, o vertido por encima antes de servir.

El Caramelo se hace calentando azúcar con cuidado, en una olla con poquita agua y agitando constantemente a fuego bajo. No lo deje ponerse negro y duro, eso es mala idea, pero que espese. NO lo ponga en el fondo del recipiente al hornear, eso es poco inteligente (se le irá para arriba y queda mezclado y feo) y si viene así en el flan de la tienda es porque no tienen otra: no imite esas malas prácticas, Ud lo puede hacer mejor y más sano.  Una vez cocinado el flan, lo vierte por arriba; si mezclado con el licor que dije, más sabroso.

Por supuesto, la higiene y limpieza de todos los utensilios usados es fundamental.

Conclusión.  Como está claro a los ojos y al entendimiento dentro de poco no habrá dinero para comprar.  Eso no quiere decir que hay que volver a comer sólo patatas, borrajas y sopas de ajo; estos postres y alimentos sofisticados que hemos aprendido a degustar recientemente  -porque el yogurt e incluso los batidos comprados de tienda eran desconocidos hasta hace poco- se pueden preparar en casa con facilidad y con ventaja.

,,

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies