Home » Articulos, Culturales, Destacado, España, Europeana, Portada » Cómo Impedir y Vengarse de los Actos Terroristas en España

Cómo Impedir y Vengarse de los Actos Terroristas en España

.

Sinapia, un país arruinado de corruptos y tarados debe responder con información libre, en la Aldea Global

Un atentado hoy en Barcelona, atropellando a los peatones con una furgoneta blanca, es noticia en todo el mundo.

en El País/Madrid

Ahora mismo sale en TV un corrupto político catalán, mintiendo que para eso le paga la gente según él, su padre le dijo que nosotros estamos en la vida para robarles a estos, y cuentan los muertos a puñados, él dice que uno murió, se tira un pedo de hijo de puta en catalán y se queda tan tranquilo.

Al menos 13 muertos en el atentado terrorista de Barcelona

.

La solución a esto es libre información y denuncia, algo en Sinapia Corrupta poco entendido.

Estos asesinos -dicen que atrincherados en un restaurante turco “La Luna de Estambul” ahora mismo (resultó un bulo)- aparte de que deben caer en su ley, cosidos a balazos, deben ser totalmente identificados en la prensa y medios de comunicación, para que eso permanezca, y no que permanezca oculto como es la norma en ese país de cobardes.

O  SEA,  ESCRACHARLOS  EN  LOS  MEDIA

  • Nombres -y a saber que los musulmanes se cambian los nombres continuamente
  • Fotos, y también fotos de jóvenes, y de niños, en la escuela, en su vida
  • Fotos bien claras y nombres, de sus mujeres e hijos e hijas
  • Fotos de sus casas y direcciones, perfectamente identificadas
  • Valor de su vivienda, ponerlo si es propia y también si es alquilada
  • Si su casa es propia, o de otro cómplice, tirar a esa gente a la calle y derribarla
  • Fotos de las casas de sus padres, y fotos y nombres de toda su familia, y sus direcciones
  • Si sus familiares viven en el extranjero, convenientemente cobrando del sicario que enviaron a matar -y esto es una profesión, como la del soldado por supuesto es lo que son, y el padre suele marcar a uno de sus hijos para que vaya a matar a Occidente, y así su familia vivir de ese crimen- nombres, direcciones, fotos, fotos de sus casas, de sus negocios y de sus coches e historia de su vida.  A ver si en el país en cuestión, bien identificados capaz que alguien les da un disgusto.
  • Fotos y matrículas de sus coches y destruirlos para que no sea negocio para nadie.
  • Si trabajan, identificar el negocio con fotos y dirección, sacar foto a su jefe o dueño de la empresa, y foto y dirección de su vivienda, y valor de su propiedad.
  • Si alguna ONG han sido tan brevas que los ayudan, o ayudan a sus mujeres y prole, identificarla, fotos, dirección, fotos de los que trabajan ahí, fotos de sus casas y dirección y poner bien claro el valor de sus viviendas -esto es un negocio, queridos, hay que cortarles el chorro
  • Fotos, nombres, dirección de sus amigos, interrogatorio digo, entrevista :-)) a ellos, que cuenten sus mentiras, fotos de las casas de sus amigos, valor de las viviendas de sus amigos, amantes, socios y conocidos relacionados.

Esto la prensa y otros órganos de comunicación lo puede hacer muy fácil y esta red de conocimiento sobre la presencia de estos comandos y su entorno, servirá muy bien para identificarlos y neutralizarlos en lo posible.

Así, cuando un morito de estos vaya a pedir empleo, el avisado empresario busque datos, identifique al pichón de terrorista amigo o familiar del Mohamed, y sin irse de la bocaza por prudencia, no le de empleo y tome a otro, a ver si se harta de miseria y se va a la puta que lo parió.

Esto vale también para los tarados voluntarios de las ONGs que al ver que pueden quedar estampados toda su vida si no son prudentes, opten por darle esquinazo a esta gente y les recomienden que se vuelvan a sus barrios de Tetuán o donde sea, a ver si las chinches se los comen, o algo.

ps. A ver si los de las ONGs aprenden del cooperante al que  mataron a cuchilladas para robarle el coche y atentar en Cambrils. Ahora dicen que el asesino de la camioneta Younes Abouyaaqoub también asesinó ► al joven Pau Pérez, y huyó con ella, sigue escapado -no estará lejos, no creo que esté en Francia como dicen, estará oculto como el pez en el agua que dijo Mao.

Mao Tse-tung, que de complots y revoluciones sabía un rato largo, hablaba de que el guerrillero era el pez, que se movía en el agua que era el pueblo. Pues precisamente estos son guerrilleros que se mueven como el pez en el agua de su pueblo, la gente musulmana en Sinapia que tienen que colaborar con ellos, queriendo o no.

La única manera es quitarles el agua, disminuir mucho el número de musulmanes en Sinapia, lo que yo propongo ayuda en ese sentido y el resultado, más seguridad.

A pesar de las mentiras de los obesos consellers catalanes, que después de mentir a la gilada se van a comer de lo fino, y a beber vino de mil euros la botella, y a empolvar putas a 5.000 euros el polvo pagado con tarjeta del gobierno, es mucho lo que la ciudadanía puede hacer, si los media les ponen los instrumentos y datos de conocimiento necesarios.

.

La ► Aldea Global se llama eso, en que todos los ciudadanos saben de la vida de todos -igual que en las aldeas- gracias a la tecnología actual, y así reaccionar contra este cáncer.

El término aldea global busca describir las consecuencias socioculturales de la comunicación, inmediata y mundial de todo tipo de información, lo que posibilitan y estimulan los medios electrónicos de comunicación. Sugiere que, en especial, ver y oír permanentemente personas y hechos -como si se estuviera en el momento y lugar donde ocurren- revive las condiciones de vida de una pequeña aldea

PS -Viernes 18, el día después

☼ Dice el Daily Mail, que la CIA les advirtió HACE DOS MESES !! de que se preparaba un atentado en la Rambla, por supuesto no anticiparon nada, ni Rajoy el Inútil, ni Puigdemont el ladrón.

CIA warned Spanish police that Las Ramblas was a likely terror attack target TWO MONTHS ago

☼ Con 17 víctimas muertos por lo menos, y siete terroristas muertos, esto ha sido una batalla

☼ La Intel·ligentsia española, o sea, los charlatanes y la realidad que los cenadores y diputados no cambian.

Charlatanes del terror Opinadores

En cambio la triste realidad que a la democracia de Sinapia estos bienes le debemos y deberemos

  • Ahora dice la policía que fue Younes Abouyaaqoub. culpable de estos dos actos, puede ser, al principio todo era muy confuso, se va aclarando.

☼  Un cooperante de ONGs, uno de los islamistas lo engañó y asesinó a puñaladas para robarle el coche para huir.

Estos pobres sinapios buenistas de las ONGs no entienden que los moros se nos quieren beber la sangre.

.

Afortunadamente hay policías con lo que hay que tener, y a los terroristas de Cambrils a cuatro los abatió una mujer policía ¡Gracias y felicitaciones!

.

☼ La falsa democracia de Sinapia, un negociado de mafias ¡qué estafa es esto!  Dependemos de la casualidad y de actuaciones policiales acertadas. La clase política de Sinapia, esos son los peores terroristas.

 

☼ Jueves 17-08-17. Batalla de los moros en Cataluña.

Esto ha sido una batalla, 17 muertos y cientos de heridos en la Rambla, dos muertos y heridos en Alcanar, una mujer muerta degollada en Cambrils y cinco terroristas muertos, y un cooperante aparece muerto, y seis heridos.

Todos los terroristas eran de Marruecos o relacionados por lazos de sangre.

La Unión Europea debería castigar a Marruecos por esto, basta ya.

.

PS.   El Rabino de Barcelona insta a los judíos a abandonar de apuro e irse a Israel

‘Better get out early than late’: Barcelona’s chief rabbi urges Jews to move to Israel as he warns Europe is ‘lost’ because of threat from radical Islam

No sé si Europa, me parece mucho decir eso, pero Cataluña ciertamente está perdida, Cataluña será musulmana.

Los traidores independentistas de ERC, de Podemos, otros ladrones catalanes, más los comunistas radicales y anarcos y drogadictos de Cataluña, cobardes y vendidos, eso no se sostendrá, por eso han atacado ahí.

Sumemos a las tribus magrebíes que han ocupado, y que Cataluña está arruinada y endeuda y superpoblada, y carece de recursos como tengo demostrado acá

Cataluña No Es Viable, Independiente o Unida

Y como Puigdemont y su banda de ladrones no cesan en su ansia de robar, los musulmanes ganarán, ya han ganado esta batalla y ganarán la guerra frente a los cobardes chillones catalanes.

Es notable que Errejón  @ierrejon [Secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de y diputado por Madrid. Doctor en Ciencia Política en la UCM] y Monedero y también “Pablo Iglesias” se han dedicado a atacar a unos poquitos y feos ultraderechistas, quienes no han aplastado a nadie en la Rambla, ni degollado a mujer vieja como en Cambrils, ni apuñalado a joven descuidado, simplemente se manifestaban en uso de su derecho y fueron atacados por una mara de comunistas, aplaudidos por Podemos en vez de denunciar al islamismo y cómo no, a la retrógrada religión musulmana, y siguen apoyando a los sediciosos independentistas catalanes.

.

PARA SABER MÁS

GLOBAL VILLAGE   The term was coined by Canadian-born Marshall McLuhan, popularized in his books The Gutenberg Galaxy: The Making of Typographic Man (1962) and Understanding Media (1964).

McLuhan described how the globe has been contracted into a village by electric technology and the instantaneous movement of information from every quarter to evey point at the same time.

Bibliografía

.

☼ Le pido disculpas a Pérez-Reverte, mi admirado escritor y cuyos libro compro, pero voy a incluir acá un famoso artículo de él para ilustración de muchos.

Tengan miedo, mucho miedo, catalanes !

Los godos del emperador Valente

XLSemanal – 12/9/2015

En el año 376 después de Cristo, en la frontera del Danubio se presentó una masa enorme de hombres, mujeres y niños. Eran refugiados godos que buscaban asilo, presionados por el avance de las hordas de Atila. Por diversas razones -entre otras, que Roma ya no era lo que había sido- se les permitió penetrar en territorio del imperio, pese a que, a diferencia de oleadas de pueblos inmigrantes anteriores, éstos no habían sido exterminados, esclavizados o sometidos, como se acostumbraba entonces. En los meses siguientes, aquellos refugiados comprobaron que el imperio romano no era el paraíso, que sus gobernantes eran débiles y corruptos, que no había riqueza y comida para todos, y que la injusticia y la codicia se cebaban en ellos. Así que dos años después de cruzar el Danubio, en Adrianópolis, esos mismos godos mataron al emperador Valente y destrozaron su ejército. Y noventa y ocho años después, sus nietos destronaron a Rómulo Augústulo, último emperador, y liquidaron lo que quedaba del imperio romano.

Y es que todo ha ocurrido ya. Otra cosa es que lo hayamos olvidado. Que gobernantes irresponsables nos borren los recursos para comprender. Desde que hay memoria, unos pueblos invadieron a otros por hambre, por ambición, por presión de quienes los invadían o maltrataban a ellos. Y todos, hasta hace poco, se defendieron y sostuvieron igual: acuchillando invasores, tomando a sus mujeres, esclavizando a sus hijos. Así se mantuvieron hasta que la Historia acabó con ellos, dando paso a otros imperios que a su vez, llegado el ocaso, sufrieron la misma suerte. El problema que hoy afronta lo que llamamos Europa, u Occidente (el imperio heredero de una civilización compleja, que hunde sus raíces en la Biblia y el Talmud y emparenta con el Corán, que florece en la Iglesia medieval y el Renacimiento, que establece los derechos y libertades del hombre con la Ilustración y la Revolución Francesa), es que todo eso -Homero, Dante, Cervantes, Shakespeare, Newton, Voltaire- tiene fecha de caducidad y se encuentra en liquidación por derribo. Incapaz de sostenerse. De defenderse. Ya sólo tiene dinero. Y el dinero mantiene a salvo un rato, nada más.

Pagamos nuestros pecados. La desaparición de los regímenes comunistas y la guerra que un imbécil presidente norteamericano desencadenó en el Medio Oriente para instalar una democracia a la occidental en lugares donde las palabras Islam y Rais -religión mezclada con liderazgos tribales- hacen difícil la democracia, pusieron a hervir la caldera. Cayeron los centuriones -bárbaros también, como al fin de todos los imperios- que vigilaban nuestro limes. Todos esos centuriones eran unos hijos de puta, pero eran nuestros hijos de puta. Sin ellos, sobre las fronteras caen ahora oleadas de desesperados, vanguardia de los modernos bárbaros -en el sentido histórico de la palabra- que cabalgan detrás. Eso nos sitúa en una coyuntura nueva para nosotros pero vieja para el mundo. Una coyuntura inevitablemente histórica, pues estamos donde estaban los imperios incapaces de controlar las oleadas migratorias, pacíficas primero y agresivas luego. Imperios, civilizaciones, mundos que por su debilidad fueron vencidos, se transformaron o desaparecieron. Y los pocos centuriones que hoy quedan en el Rhin o el Danubio están sentenciados. Los condenan nuestro egoísmo, nuestro buenismo hipócrita, nuestra incultura histórica, nuestra cobarde incompetencia. Tarde o temprano, también por simple ley natural, por elemental supervivencia, esos últimos centuriones acabarán poniéndose de parte de los bárbaros.

A ver si nos enteramos de una vez: estas batallas, esta guerra, no se van a ganar. Ya no se puede. Nuestra propia dinámica social, religiosa, política, lo impide. Y quienes empujan por detrás a los godos lo saben. Quienes antes frenaban a unos y otros en campos de batalla, degollando a poblaciones enteras, ya no pueden hacerlo. Nuestra civilización, afortunadamente, no tolera esas atrocidades. La mala noticia es que nos pasamos de frenada. La sociedad europea exige hoy a sus ejércitos que sean oenegés, no fuerzas militares. Toda actuación vigorosa -y sólo el vigor compite con ciertas dinámicas de la Historia- queda descartada en origen, y ni siquiera Hitler encontraría hoy un Occidente tan resuelto a enfrentarse a él por las armas como lo estuvo en 1939. Cualquier actuación contra los que empujan a los godos es criticada por fuerzas pacifistas que, con tanta legitimidad ideológica como falta de realismo histórico, se oponen a eso. La demagogia sustituye a la realidad y sus consecuencias. Detalle significativo: las operaciones de vigilancia en el Mediterráneo no son para frenar la emigración, sino para ayudar a los emigrantes a alcanzar con seguridad las costas europeas. Todo, en fin, es una enorme, inevitable contradicción. El ciudadano es mejor ahora que hace siglos, y no tolera cierta clase de injusticias o crueldades. La herramienta histórica de pasar a cuchillo, por tanto, queda felizmente descartada. Ya no puede haber matanza de godos. Por fortuna para la humanidad. Por desgracia para el imperio.

Todo eso lleva al núcleo de la cuestión: Europa o como queramos llamar a este cálido ámbito de derechos y libertades, de bienestar económico y social, está roído por dentro y amenazado por fuera. Ni sabe, ni puede, ni quiere, y quizá ni debe defenderse. Vivimos la absurda paradoja de compadecer a los bárbaros, incluso de aplaudirlos, y al mismo tiempo pretender que siga intacta nuestra cómoda forma de vida. Pero las cosas no son tan simples. Los godos seguirán llegando en oleadas, anegando fronteras, caminos y ciudades. Están en su derecho, y tienen justo lo que Europa no tiene: juventud, vigor, decisión y hambre. Cuando esto ocurre hay pocas alternativas, también históricas: si son pocos, los recién llegados se integran en la cultura local y la enriquecen; si son muchos, la transforman o la destruyen. No en un día, por supuesto. Los imperios tardan siglos en desmoronarse.

Eso nos mete en el cogollo del asunto: la instalación de los godos, cuando son demasiados, en el interior del imperio. Los conflictos derivados de su presencia. Los derechos que adquieren o deben adquirir, y que es justo y lógico disfruten. Pero ni en el imperio romano ni en la actual Europa hubo o hay para todos; ni trabajo, ni comida, ni hospitales, ni espacios confortables. Además, incluso para las buenas conciencias, no es igual compadecerse de un refugiado en la frontera, de una madre con su hijo cruzando una alambrada o ahogándose en el mar, que verlos instalados en una chabola junto a la propia casa, el jardín, el campo de golf, trampeando a veces para sobrevivir en una sociedad donde las hadas madrinas tienen rota la varita mágica y arrugado el cucurucho. Donde no todos, y cada vez menos, podemos conseguir lo que ambicionamos. Y claro. Hay barriadas, ciudades que se van convirtiendo en polvorines con mecha retardada. De vez en cuando arderán, porque también eso es históricamente inevitable. Y más en una Europa donde las élites intelectuales desaparecen, sofocadas por la mediocridad, y políticos analfabetos y populistas de todo signo, según sopla, copan el poder. El recurso final será una policía más dura y represora, alentada por quienes tienen cosas que perder. Eso alumbrará nuevos conflictos: desfavorecidos clamando por lo que anhelan, ciudadanos furiosos, represalias y ajustes de cuentas. De aquí a poco tiempo, los grupos xenófobos violentos se habrán multiplicado en toda Europa. Y también los de muchos desesperados que elijan la violencia para salir del hambre, la opresión y la injusticia. También parte de la población romana -no todos eran bárbaros- ayudó a los godos en el saqueo, por congraciarse con ellos o por propia iniciativa. Ninguna pax romana beneficia a todos por igual. Y es que no hay forma de parar la Historia. «Tiene que haber una solución», claman editorialistas de periódicos, tertulianos y ciudadanos incapaces de comprender, porque ya nadie lo explica en los colegios, que la Historia no se soluciona, sino que se vive; y, como mucho, se lee y estudia para prevenir fenómenos que nunca son nuevos, pues a menudo, en la historia de la Humanidad, lo nuevo es lo olvidado. Y lo que olvidamos es que no siempre hay solución; que a veces las cosas ocurren de forma irremediable, por pura ley natural: nuevos tiempos, nuevos bárbaros. Mucho quedará de lo viejo, mezclado con lo nuevo; pero la Europa que iluminó el mundo está sentenciada a muerte. Quizá con el tiempo y el mestizaje otros imperios sean mejores que éste; pero ni ustedes ni yo estaremos aquí para comprobarlo. Nosotros nos bajamos en la próxima. En ese trayecto sólo hay dos actitudes razonables. Una es el consuelo analgésico de buscar explicación en la ciencia y la cultura; para, si no impedirlo, que es imposible, al menos comprender por qué todo se va al carajo. Como ese romano al que me gusta imaginar sereno en la ventana de su biblioteca mientras los bárbaros saquean Roma. Pues comprender siempre ayuda a asumir. A soportar.

La otra actitud razonable, creo, es adiestrar a los jóvenes pensando en los hijos y nietos de esos jóvenes. Para que afronten con lucidez, valor, humanidad y sentido común el mundo que viene. Para que se adapten a lo inevitable, conservando lo que puedan de cuanto de bueno deje tras de sí el mundo que se extingue. Dándoles herramientas para vivir en un territorio que durante cierto tiempo será caótico, violento y peligroso. Para que peleen por aquello en lo que crean, o para que se resignen a lo inevitable; pero no por estupidez o mansedumbre, sino por lucidez. Por serenidad intelectual. Que sean lo que quieran o puedan: hagámoslos griegos que piensen, troyanos que luchen, romanos conscientes -llegado el caso- de la digna altivez del suicidio. Hagámoslos supervivientes mestizos, dispuestos a encarar sin complejos el mundo nuevo y mejorarlo; pero no los embauquemos con demagogias baratas y cuentos de Walt Disney. Ya es hora de que en los colegios, en los hogares, en la vida, hablemos a nuestros hijos mirándolos a los ojos.

 

,,

Be Sociable, Share!

3 Responses

  1. Armando says:

    ¿Dónde están los bots del PP que en Twitter me tenían que poner, Likes, ♥ ♥ a este artículo, eh?
    No se puede confiar en el PP para nada, so cabrones.

  2. LucioAriel says:

    Por un lado son una sociedad cobarde y sin hijos, pero al mismo tiempo quieren mantener su estilo sin derramar una sola gota de sudor y sangre.

    El último párrafo es una llamada de alerta a la juventud y el futuro, pero sin un renacer espiritual de la vieja Europa quedan pocas opciones, y más importante sin familias ni descendencia no hay futuro posible.

    Del colapso romano siempre dejan de lado un factor muy importante, una buena parte de los nativos del imperio se unieron a los bárbaros, después de todo quien lucharía por una cultura decadente.

    Tampoco olvidemos como comenzó la conquista musulmana del siglo VIII con la llamada del visigodo Agila, muchos de aquellos ibéricos prefirieron unirse al islam y pelear contra sus propios vecinos.

    Por algo habrá sido.

    .Saludos

  3. Armando says:

    Ariel, en España nunca hemos sido tantos, en 1900 por no citar otras fechas, la población era 19 millones, hoy 46 millones, no 46 millones de personas, 46 millones de pedacitos de carne con dientes.
    Europa está de gente que rebosa, lo de que las poblaciones europeas blancas desaparecen es un disparate, de hecho lo que hay es demasiada gente, insostenible para los recursos reales y de industria existentes.
    .
    Sin industria, la población de Gran Bretaña por ejemplo no puede ser más de 10 millones, y hoy son 60 millones…
    En España parecido.
    Pero la industria en Europa necesita de Petróleo, Gas y Carbón baratos, que no tiene ni tendrá porque lo barato en términos reales, barato, se ha terminado.
    .
    Lo de barato o caro siempre es relativo, un yate barato puede costar, 200.000 euros, o sea lo de barato para mi es caro.
    .
    Y sin industria, para el caso particular de España expliqué como bajar la población a la mitad, o sea a 23 millones, en unos 35 años, lentamente y sin guerras, en paz.
    Cosa necesaria, y que está ocurriendo ya.

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies