Home » Artes Visuales, Biología, Ciencia, Culturales, Uruguay » Cuises contra el hambre en el Congo

Cuises contra el hambre en el Congo

Los cuises, pequeños, resistentes y que se pueden esconder con facilidad son un recurso superior a los cerdos y pollos que los bandidos se roban

En el Congo, destrozado por guerras civiles interminables, los cuises han demostrado su utilidad para alimentar a la gente.

The furry creatures are nutritious and could provide greater food security than conventional livestock such as pigs and chickens, according to the International Centre for Tropical Agriculture (CIAT), a research insitute based in Colombia.

Guinea pigs offer “a much-needed source of protein and micro-nutrients in a country with some of the highest incidences of malnutrition the world,” the CIAT said.

“Small and easy to conceal, guinea pigs are well-suited to conflict zones, where extreme poverty and widespread lawlessness means that the looting of larger domestic livestock is commonplace.”

Son una fuente de proteínas y nutrientes muy valoradas por el Centro Internacional de Agricultura Tropical.

No se sabe como llegaron los cuises al Congo, probablemente como mascotas en las ciudades y luego los criaron en el campo.  Se reproducen muy rápido, hasta 15 crías por año y son más resistentes a las enfermedades que otros pequeños animales como gallinas y cerdos.  Además se pueden alimentar con restos de la cocina y algo de hierba y restos de verduras y frutas y semillas.

En inglés se les llama Guinea pigs, y en España Conejilllos de Indias pero son generalmente llamados cuý – cuises en gran parte de América. La especie es Cavia porcellus, que no existe en libertad y se supone emparentada con el Cavia aperea y otras especies del género Cavia.

.

Los apereás salvajes son normalmente cazados y consumidos por mucha gente en Uruguay.  Son algo más pequeños que los cuises, que pueden llegar a pesar un kilo si bien alimentados.

Aquí una foto de unos cuises tal como los crían en los Andes.

Bicho fácil de criar, entonces. Y aquí tal como aparece en los restaurantes andinos.

Será cuestión de criarlos junto a los conejos y las gallinas, porque van a hacer falta si la chicoria que viene, se viene en serio.

Be Sociable, Share!

2 Responses

  1. Marcos says:

    Hombre, así asados no tienen mala pinta.

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR