Home » Culturales, Destacado, España, Europeana, Portada, Viajes » Hacer como los irlandeses para librarse de una deuda en bancarrota

Hacer como los irlandeses para librarse de una deuda en bancarrota

Cómo un abogado especialista en bancarrotas limpia de deuda a los irlandeses

Es posible que se pueda imitar en España y así emporrar a los bancos criminales de la mafia

Irish dodge debts via UK courts

Más de Mil Millones de euros eliminados por un abogado en Leicester y los tribunales británicos

Data seen by the Guardian reveal Steve Thatcher, who runs the new advisory service www.irishbankruptcyuk.com boasts at least 55 clients in the process of clearing some €1.2bn by using UK courts to wipe out loans taken out in the republic. One property speculator wrote off €150m during a 35-second court appearance.

Mary y Michael, que tomaron créditos para un negocio y una casa, con el crash debían € 320.000. Tomaron el avión de Ryanair, se registraron en Reino Unido y usando los tribunales, guiados por el abogado Steve Thatcher .

Este abogado ha logrado incluso borrar las deudas de constructores por cientos de miles de euros.

Los pasos para emigrantes económicos en bancarrota

Contactar  http://www.irishbankruptcyuk.com   primero y consultar si es posible hacer lo mismo con deudas contraídas en España.  Posiblemente una consulta telefónica o ir en persona o a través de un abogado español.

Entregue las llaves de la propiedad al banco, institución financiera del caso.

Desplazarse a Inglaterra y establecer un COMI -Center of Main Interest, alquile una vivienda, regístrese para votar, una dirección para recibir recibos de luz y agua (utility bills, esto es muy importante en UK), encuentre un empleo, etc

Tras 6 meses declárese en bancarrota en UK, asesorado por el abogado Thatcher.

Debe permanecer en UK 9 meses o más, para asegurar que todo va bien

  El proceso legal sigue su curso, a veces la vista son unos minutos apenas.

Tras 9 meses o más residiendo en bancarrota en UK puede regresar, protegido por las leyes europeas.

(Tomado, traducido del artículo, es aplicado a Irlanda)

Seguramente aplicable también a los ingenuos o tontos especuladores ingleses que compraron propiedades en España y se han quedado arruinados, y a peor con deudas con los bancos de la mafia.

Es una lástima y una terrible injusticia que en España los bancos se cebaron con inmigrantes de pocas luces  -y con nacionales más cretinos todavía.  La mafia ha llegado a venderle la deuda a bancos ecuatorianos para que los persigan allá y les roben sus propiedades y las de su familia.

Es muy posible que las leyes europeas o británicas o de países europeos decentes puedan proteger al ciudadano español arruinado en el país más corrupto de Europa.

Otra posibilidad es emigrar con todo el dinero que se tenga a algún país como Uruguay, o Chile, o Argentina, o Nueva Zelanda o Brasil. Procure que nadie sepa o nadie diga a dónde se fue, tenga en cuenta que lo persiguen delincuentes no les dé datos.  NO registrarse en el consulado español durante los próximos dos años, y como en los próximos dos años España va a caer en un caos destructor terrible aguantar ahí hasta que el polvo y las cenizas se aclaren.  Puede ser necesario tener un abogado para aprovecharse de las situaciones de bancarrota generalizada próximas y ver el Colapso de España desde lejos, no va a ser bonito.

España va al muere, conciéncese de ello y procure que no lo aplaste en su caída, pobre ciudadano, pobre español.  ¡Huya! Huya por su vida, al menos envíe afuera a un hijo o a una hija, a un país europeo decente o a otra parte a lo mejor lo pueda ayudar y acoger.

,,

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies