Home » Biología, Ciencia, Culturales, Destacado, Portada, Tecnología, Viajes » Leyendo ‘Aurora’ de Kim Robinson

Leyendo ‘Aurora’ de Kim Robinson

.

Un frustrado viaje a Tau Ceti

►Kim Robinson ha escrito un excelente libro de Ciencia Ficción pero decepcionante a nuestras ilusiones de viajes interestelares.

Los libros de Kim -sus novelas y cuentos- son de Ciencia Ficción dura, pero sus héroes científicos son también ciudadanos y personas con conocimiento y sensibilidad ecológicos. Muchas de sus obras estudian la plausibilidad de emprendimientos extraterrestres y no son siempre entusiastas de que cualquier cosa es posible, los límites ecológicos y las limitaciones energéticas y de tiempo de hacer las cosas las tiene muy conscientes.

Aurora es un generation ship o sea un vehículo interestelar muy grande enviado a Tau Ceti -extrella relativamente cercana, a 11,9 años luz- a colonizar dos posibles planetas de esa estrella.

Es interesante que sabemos ya o se ha detectado la existencia de esos dos planetas, o más bien de planetas alrededor de Tau Ceti, Kim supone la existencia de una luna alrededor de uno de esos planetas que ofrece la mejor posibilidad de colonización, por poseer oxígeno y agua.

Aurora viaja a una velocidad no imposible de imaginar con nuestra tecnología actual, a 0,1% c, o sea a la décima parte de la velocidad de la luz y cuando llega a Tau Ceti le tomó 160 años, por eso el vehículo mantiene una ecología lo más parecido posible a la terrestre.

Robinson_Aurora_r

Son dos anillos alrededor de una columna central [10 Km de largo] y giran a una rotación que asegura una apariencia de gravedad terrestre. En los anillos hay doce zonas ecológicas terrestres, desde tundra y pampas a selva tropical, incluso un lago considerable, iluminados por potentes lámparas, doce cilindros de 4 Kms de largo. La zona central contiene reactores nucleares, módulos de comando y vehículos de exploración, además de imprescindibles printers, o sea impresoras 3D capaces de generar todo aparato necesario.

Aurora partió de la Tierra en el 2545. Las generaciones del vehículo se suceden -no es muy diferente de una isla terrestre en ese sentido- y aprenden sus tareas, son educados concienzudamente y tienen culturas peculiares a cada zona ecológica. Son 2.122 personas y precisamente limitar los nacimientos para tener una ecología sostenible es una fuente de resentimientos y problemas.

El vehículo tiene una Inteligencia Artificial, o más bien muchas AI. Asistimos con mucho interés al entrenamiento que la ingeniera Devi, madre de la joven Freya,  [las dos principales heroínas de esta novela, aunque la ingeniera Devi muere antes de alcanzar el objetivo Tau Ceti su presencia se impone por su habilidad en llevarlos en la última etapa del viaje ] hace de una AI “Pauline”, para que pueda enfrentarse con autoridad a emergencias que Devi ve se presentarán pronto.

Pauline precisamente relata mucho de lo  que acontece en esta novela y es de lo más interesante asistir al relato de los hechos, su análisis y resultados a través de la visión de una Inteligencia Artificial.

Esto presenta muchas dificultades para una AI, ya que hacer un relato del viaje en líneas generales impone dejar fuera del relato otros acontecimientos, y jerarquizar lo que debe contarse, tarea fácil para una inteligencia humana no es fácil para una AI, asistimos al diálogo interno de Pauline seleccionando diferentes modos de hacerlo.

Porque todo no va bien en el vehículo. La Termodinámica se impone en un medio cerrado, las cosas se gastan, la corrosión ataca ciertas partes, no todo puede ser reemplazado bien, desequilibrios ecológicos -exceso de sal, carencia relativa de algunos elementos- y un curioso efecto de genética  de poblaciones: los humanos se van volviendo en generaciones, menos inteligentes y más pequeños un efecto isla bien conocido en la Tierra.

Su peso, estatura y vida se ha reducido 10% con respecto a la generación inicial por el efecto isla.

Alcanzado el objetivo principal -la luna alrededor del planeta E de la estrella Tau Ceti y que bautizan Aurora- no ha costado tanto, unas 15.000 personas en sus generaciones y 200 años, no es nada en el gran esquema de las cosas, y un nuevo planeta se abre a la vida terrestre.

O eso creen.

Aurora, el satélite de E, no tiene vida pero presenta dificultades de colonizar, su peculiar movimiento alrededor del gran planeta E y su exposición a Tau Ceti provoca vientos considerables, una dificultad para la terraformación -hay que crear suelo, cultivar plantas. Y primero explorar.

En una de esas exploraciones un miembro de la expedición sufre una herida, su traje protector se rompió, y sangró, se ensució de barro.

Y un microorganismo misterioso lo mata. Y los miembros de la expedición en la Luna Aurora empiezan a morir.

Esto destruye completamente la esperanza de los supervivientes, a los que se les presentan dilemas muy difíciles.

Unos optan por colonizar el planeta que habían dejado como alternativa, un análogo de Marte.

Otros quieren seguir viaje hacia una estrella cercana, opción pronto descartada.

Otros quieren volver a la Tierra. Al final el vehículo Aurora es dividido -no sin una especie de guerra civil, en la que muchos mueren- una parte se queda para la colonización del planeta alternativo, la otra que ha conseguido combustible en un planeta gaseoso, regresa a la Tierra.

Las limitaciones ecológicas en el vehículo Aurora son más graves ya. Un elemento al que no habían prestado atención y que no tienen en suficiente cantidad, el Bromo, está causando problemas por carencia, y los printers no pueden sintetizar elementos, sólo trabajar con los ya existentes.

Recurren a hibernar a toda la población, confiando en la AI que conduzca la nave hacia la Tierra.

Ese regreso es muy accidentado, ya que tienen dificultades en desacelerar de 0,1 c al entrar en el sistema solar.

CONCLUSIÓN.  Técnicamente muy logrado, Kim además es un brillante escritor.

Yo objetaría a su tesis principal: que en otros planetas, o la vida no existe y por lo tanto terraformarlos no es posible o es muy difícil -caso de Marte, muy bien estudiado por Kim en sus novelas marcianas- y muy largo, hablamos de siglos, o la vida existe, y al estar adaptada a ese planeta no puede adaptarse a otro planeta, y matará a los viajeros espaciales. Esta es la tesis de Kim Robinson.

Esto no es una tesis nueva, recordemos que en La Guerra de los Mundos de HG Wells los invasores marcianos son derrotados y aniquilados por las bacterias terrestres contra las que no tienen defensas.

Me parece una ingenuidad. Una especie capaz de viajar a otras estrellas tiene la capacidad de generar inmunidad específica contra cualquier enfermedad -en el caso de Aurora aunque Kim no concreta mucho, se trataría de algún tipo de prión. Me parece poco creíble que un planeta sin una ecología muy completa tenga una forma de vida precisamente parásita de formas de vida, que no existen o no encontraron los invasores, y contra la que no saben generar defensas.

También su recurso al Bromo como elemento limitante que se olvidaron de llevar en suficiente cantidad es otra de esas cosas chirriantes para el biólogo. Es cierto que el Bromo cumple un papel como micronutriente en el mantenimiento de membranas y proteínas, pero esto se demostró bien en 2014. No es creíble que dentro de 500 años no entendieran bien el papel y necesidad del Bromo y se les olvidó, más bien es literatura de Ciencia Ficción al 2545 (más doscientos años) con nivel científico del 2014, nuestras limitaciones actuales dentro de 500 años serán otras.

Pero el error mayor es que Kim no entendió el efecto isla o Regla de Foster. En ausencia de Mutación, Selección, Deriva Genética e Inmigración las proporciones génicas de una población permanecen constantes ( es la ley de Hardy Weinberg ) y por lo tanto la evolución darwiniana dentro del vehículo Aurora no puede ocurrir así, desmejorando la población 10%, ya que eso implicaría algún tipo de Selección, o sea Reproducción Diferencial, o muerte de individuos selectivamente antes de la edad de reproducción, lo que no es el caso.

.

Kim no explica cómo es que la Tierra en 2.910, cuando los viajeros interestelares de Aurora regresan, obtiene su energía pero es una de esas cosas, todo el mundo quiere creer que la fusión nuclear será posible, nadie explica si es posible, y sin fusión nuclear ni el terraforming de Marte ni la Tierra de 2.910 que presenta es posible.

Y el nivel de las AI en 2.910 que cuenta Kim también parece una ingenuidad, de nuevo estamos con nivel tecnológico 2015 en un futuro dentro de casi mil años.

PS. Gregory Benford, conocido autor de Ciencia Ficción y astrofísico profesional, analiza esta novela en detalle, y queda muy decepcionado, tanto por los errores científicos que comete K Robinson, como por la actitud que tiene.

Envisioning Starflight Failing

Es un artículo largo y de mucha enjundia, detallado. Como Benford es físico, no biólogo, no discute las objecciones que hice yo.

.

PS2. En Centauri Dreams hacen un análisis todavía más detallado de esta novela y la misión a Tau Ceti, nada menos que tres pesos pesados de la Ciencia Ficción -y científicos ellos mismos.

A Science Critique of Aurora by Kim Stanley Robinson

by Stephen Baxter, James Benford and Joseph Miller

☼ Ha salido de S Baxter  Ultima que es una continuación de su anterior novela   Proxima   que es en el sistema Alfa Centauri. Proxima la he leído, una novela algo desconcertante por sus paradojas temporales o causales, habrá que conseguir Ultima.

.

Final. Una excelente novela de Ciencia Ficción, pese a sus fallos !

Yo me la compré antes de que saliera a la venta, gracias a Amazon UK la preordené, y la tuve al día siguiente. Y ne la cargué en dos días, leo demasiado rápido, me saldría más barato ser adicto a la Ópera que a la lectura.

PARA SABER MÁS

Paradoja de Fermi y colapso de la Sociedad Industrial

Donde demuestro que las civilizaciones de otros planetas en otras estrellas necesariamente están estancadas en una especie de Edad Media, debido al Pico Petrolero

Avatar y Nemesis de Asimov

La idea de un satélite de un planeta gigante alrededor de una Enana Roja fue original de Asimov en la ciencia ficción

 Leyendo ‘The Martian’, de Andy Weir

.

Descubren civilizaciones en otras Galaxias

,,

Be Sociable, Share!

3 Responses

  1. Dario Ruarte says:

    Armando, buena descripción.

    Tengo uno para recomendarte que va a encantarte. Leíste “El Huevo del Dragón” ?, tiene una continuación que es un poco menos lograda pero, para nada mala.

    El autor es Robert L. Forward y es de 1988 (ya viejillo pero muy audaz y bien fundado en ciencia dura).

    Entretenido y, con unos personajes adorables que se llegan a querer (los cheelas).

    Un comentario razonable en:

    http://www.ciencia-ficcion.com/opinion/op00993.htm

    Y, no quiero llevarte a la oscura zona del delito de propiedad intelectual pero, te aviso que muchos de estos libros están en formato epub on line.

  2. ATI says:

    Armando… aqui en Uruguay no está el libro y si lo traen alguna vez será en muchos años. Si lo tuvieras en epub en español podrías prestármelo? Sería feliz :-)
    Mi correo es el que figura ducfer yahoo
    gracias

  3. Armando says:

    No, lo siento, lo compré en Amazon, que está en formato Kindle y codificado y fuera del Kindle ni yo puedo leerlo.
    Veo que en Amazon UK cuesta 10 libras el e-book, que me temo son unos 15 dólares, no sé cuanto lo tendrá el Amazon USA

    Estoy seguro que se puede comprar ya usado por mucho menos. L 4.74 el libro impreso, veo, seguro que en EEUU menos aún; vaya 4.74 me han timado, aunque a eso habría que agregar el correo, no estará lejos de ocho libras el total, pero en fin, es lo que tiene ser ansioso, satisfacción instantánea, eso cuesta

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR