Home » Biología, Ciencia, Culturales, Energías alternativas, España, Portada, Uruguay » Llega el otoño, a los latinochés

Llega el otoño, a los latinochés

.

Llega el otoño, a los latinochés  !!

Y con el otoño, llega uno de los azotes que padecen, pero que la Mazorca.
 
¡Las máquinas de soplar hojas!
Ya seguramente el ruido insoportable de esos cacharros se apodera de los barrios pudientes, los latinochés haciendo gala del exhibicionismo y la inconsciencia propia del sudaca engrandecido, va con su máquina a soplar hojas, para mostrar a los vecinos envidiosos que tiene una, y a los que no la tienen los carcome la envidia y quisieran tenerla.
 
A ninguno se le ocurre que eso sea malo, recordemos que los latinochés llevan las llaves colgando fuera del pantalón, exhibiendo llaves o sea posesión como los monos exhiben los testículos, y metiendo ruido con ellas.
Reyes de la vulgaridad y del mal gusto, los latinochés si acaso les afeas su vulgar conducta, aún se enojan.
 
Si tienen coche, el mando a distancia del latinoché cuando abre las puertas o el capó o el maletero mete un ruido como de ambulancia, y es que el latinoché es vulgar, ruidoso, exhibicionista, y cuando al trapo de piso llega a toalla, no se encuentra clavo donde colgarla.
 

.

comenta un amigo,

Puede que tengas razón, pero me complace informarte que aquí en Madrid tus compatriotas también usan los dichosos sopladores de hojas. Y cómo. Al principio ni siquiera usaban mascarilla protectora. Ahora … no estoy seguro, igual tampoco.

El efecto de soplar y levantar el polvo, cacas de perro, orines y esputos en diversas etapas de liofilización es mucho más mortífero para los transeúntes en un clima seco como Madrid que en uno húmedo como Montevideo.

22 Marzo 2017

,,

Be Sociable, Share!
Tags: ,

2 Responses

  1. Vidal J. Reyes says:

    Hola Armando,

    Tenía mucho que no entraba a tu pagina, no seas tan duro con los latinos. No todos son asi, aqui hay mucha gente que trabaja, crea riquezas y no hace ostentación de ellas.

  2. Armando says:

    Por supuesto Vidal. Esto iba más bien por darle canna a los del Barrio de los Elefantes, en Montevideo, que cuando llega el otonno salen todos con esos cacharros a mover hojas de un lado para otro, en vez de usar el rastrillo, y meten un ruido bárbaro.

Leave a Reply

© 2011 Armando Bronca · Revista Digital Cultural · RSS · Theme adaptado por OcioUp y diseñado por Theme Junkie

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR